¿Conoces la nac? ¿Y el krill? ¿Y a qué estás esperando?

De todos es sabido que llevar una alimentación sana y equilibrada es de vital importancia para mantener un buen estado de salud.

Es por ello que hay que procurar por ejemplo tomar alimentos que ayuden a eliminar sustancias del hígado que resten energía y puedan afectar a la salud.

 

Por suerte, existen elementos presentes en determinados alimentos que contribuyen enormemente a esta labor. Tal es el caso de la nac o n-acetil cisteína, una enzima precursora del glutatión que constituye un poderoso antioxidante endógeno. Además, la nac contribuye a eliminar metales pesados y sustancias tóxicas.

 

Hay otras sustancias, además de la n-acetil cisteína, que también intervienen en la formación de glutatión. Se trata de las tres vitaminas antioxidantes, A, C y E, la silimarina del cardo mariano o polifenoles como el resveratrol de la uva.

 

Alimentos que contienen n-acetil cisteína

 

Existen alimentos ricos en cisteína, que es el aminoácido precursor de esta encima, entre ellos los derivados de la soja, los cereales integrales y las semillas de girasol. La contienen también el ajo y la cebolla, y diferentes tipos de coles (como el repollo o las coles de Bruselas).

 

Cabe destacar también que se puede encontrar directamente la n-acetil cisteína en forma de suplemento. Normalmente se aconseja una dosis diaria de 500 a 1000 mg. durante períodos de dos o tres meses, y realizar después un descanso antes de comenzar un nuevo ciclo.

 

El krill es considerado más que como un alimento, como un auténtico tesoro

 

Existe un alimento que es considerado un enorme tesoro, a causa de sus características nutricionales, entre las que destaca su alto valor nutreico. Se trata del krill, del que se deriva el krill oil o aceite de krill.

 

El kril es un crustáceo pequeño, similar al camarón, que se encuentra en las aguas de la Antártica, y que conforma gran parte de la población acuática. Pues bien, su porcentaje en proteínas es del 70% de su peso, de las cuales, el 46% vienen compuestas por aminoácidos esenciales.

 

El contenido proteico del kril es inigualable al de cualquier otro alimento, y además posee ácidos grasos omega 3, lo que lo convierte en un alimento cardioprotector, ya que favorece el incremento del colesterol HDL o bueno y reduce el riesgo cardiovascular. También cuenta con altos niveles de minerales y oligoelementos, como calcio, magnesio, fósforo, selenio, zinc, sodio, yodo, fluor, cobre, potasio y manganeso.

 

Las cualidades del krill lo hacen simplemente excelente para la salud

 

Todos los componentes nutricionales del krill favorecen la salud humana, al ser un alimento de alto valor proteico y además poseer ácidos grasos esenciales y minerales que destacan especialmente por su poder antioxidante y su acción fundamental en el organismo.

 

Este alimento se consume ya tanto en Japón como en Rusia desde hace varios años, pero aún no está difundida su ingesta por todo el mundo. No obstante, dadas sus características nutricionales y la escasez de alimentos de hoy día, muchos especialistas y estudios desean que se dedique este crustáceo a salvar vidas humanas.