Confinamiento y cierres hunden los principales empleos en Salamanca: 20.000 contratos menos de camarero
Cyl dots mini

Confinamiento y cierres hunden los principales empleos en Salamanca: 20.000 contratos menos de camarero

La Rúa Mayor, lugar de muchos comercios y bares, totalmente desierta. Foto: A. Santana

Palo al empleo en la provincia durate 2020: las contrataciones en las principales ocupaciones se desploman.

Tres meses de confinamiento y cierre total y todo el final del año pasado con cierres parciales y restricciones intermitentes. Este es el panorama que han sufrido los negocios, los autónomos y las empresas en Salamanca, y eso se ha trasladado al empleo. Con 4.000 parados más que hace un año y 4.600 salmantinos en ERTE, el Covid se ha llevado por delante 1.300 negocios y a 2.000 autónomos en la provincia y eso se ha notado en la oferta laboral y los contratos. Con los datos definitivos de 2020, el golpe es realmente fuerte.

 

Según las cifras del Ecyl, el mayor descenso relativo en la contratación durante el año pasado se produjo en Salamanca, donde se contabilizaron 72.694 contratos iniciales, un 36,5 por ciento menos que un año antes. La reducción ha afectado a todos los sectores, siendo el del campo el que mejor ha resistido, pero con un gran impacto en el sector servicios, el que más empleo y contratos ha estado proporcionando cada año.

 

Profesiones más contratadas

El bajón se aprecia en la lista de las profesiones más contratadas, un ránking que el Covid ha puesto patas arriba. Así, la crisis se ha llevado por delante un tercio de los contratos de camarero, un 40% de los contratos de limpieza de hoteles y locales y un 30% de los contratos de vendedores de comercio; sólo los peones de industria han aguantado el tipo.

 

Según los datos del Ecyl, durante 2019 se formalizaron casi 100.000 contratos en Salamanca para la lista de las 50 profesiones más contratadas: durante 2020 han sido 59.000, un 40% menos que se ha perdido por el camino. Salvo el primer trimestre, que tuvo números parecidos incluso contando con dos semanas de estado de alarma, el resto de trimestres ha sido peor. Lo más negativo es que ni cuando se relajaron las medidas se han recuperado los contratos: en el tercer y cuarto trimestres se hicieron 19.000 contratos menos que en 2019. El peor trimestre, sin duda, fue el segundo: se pasó de 26.000 a sólo 6.000 contratos por el parón casi total.

 

Las principales profesiones

Camareros. Durante 2020 se hicieron 8.000 contratos de camarero, la profesión más contratada de la provincia, pero muy lejos de lo habitual: en 2019 se hicieron la cifra récord de más de 28.000 y han sobrevivido menos de un tercio. El cierre total de bares y restaurantes durante el primer estado de alarma y los cierres periódicos y constantes posteriormente han dejado a Salamanca sin 20.000 contratos del empleo más habitual.

 

Limpieza. La segunda profesión más contratada en los últimos años en Salamanca también ha notado el parón: con el turismo parado, muchos hoteles cerrados y muchas oficinas teletrabajando, ha bajado la contratación. En 2020 se hicieron menos de 4.700 contratos de este empleo cuando el año anterior fueron 7.900, casi el doble.

 

Vendedores. El comercio también ha notado el parón por el Covid. El primer confinamiento total, la falta de turistas y los cierres de grandes superficies han reducido mucho la contratación, compensada con el empleo en supermercados. Se ha pasado de 5.600 a 3.500 contratos en un año.

 

Peones de industria. Esta actividad es la única de las cuatro más contratadas que ha mejorado sus cifras. Aunque con dificultades, la industria primaria sí ha funcionado. Ha llegado a los 5.800 contratos, prácticamente lo mismo que en 2019.

Noticias relacionadas