Confaes va a reclamar 340.000 euros a Aesco y sus responsables tras su 'portazo' a la patronal

El presidente de Aesco, Benjamín Crespo, y su secretario general, Emilio Checa, en una reunión anterior en el Parador.

La confederación de empresarios ha aprobado ya reclamar a su antigua asociada 34.000 euros reconocidos por Benjamín Crespo y otros 307.000 euros pendientes que dejaron los gestores de comercio y que están avalados por un informe jurídico previo a la reclamación.

La Confederación de Empresarios de Salamanca (Confaes) va a proceder a la reclamación de importantes cantidades que Aesco dejó a deber en las cuentas de la patronal cuando hace unos meses decidió abandonar su seno. Entonces, la antigua patronal del comercio se marchó en medio de denuncias y amenazas a empleados, pero sin abonar una importante cuenta pendiente de unos 341.000 euros que ahora la confederación se dispone a reclamarle.

 

El primer comité ejecutivo de Confaes con su nuevo directiva, celebrado este miércoles, ya aprobó dar los pasos para cobrar esa deuda. Confaes ha formado una nueva asociación del comercio y, toda vez que es a la confederación a quien le corresponden la representatividad de las empresas del sector, confía en que tenga un buen desarrollo y que muchas empresas se asocien para recibir sus servicios.

 

En primer lugar, Confaes ha puesto en marcha ya los mecanismos para reclamar a Aesco una deuda, por un lado, de 34.000 euros por el uso de algunos servicios e instalaciones y que los responsables del comercio dejaron a deber cuando se marcharon. Esa deuda está reconocida por el propio presidente de la que entonces era la organización representativa del comercio, Benjamín Crespo. En una de sus últimas intervenciones en los órganos de Confaes, Crespo reconoció que existía esa deuda y aseguró que no tendría ningún problema en pargarla. Ahora es rehén de sus palabras y de esta deuda de su organización.  

 

Y OTROS 270.000 EUROS

 

Pero es que, además, Aesco tiene pendiente una deuda todavía mayor. Es una cantidad de 307.000 euros que dejó a deber en Confaes y que corresponde con las aportaciones que tenía comprometidas con la confederación como parte del acuerdo para gozar de la representatividad empresarial en el sector de comercio. Esta deuda está detrás de la huída de Aesco y de sus denuncias, porque la asociación ha ido a los juzgados para intentar librarse de pagarla.

 

Los servicios jurídicos de Confaes han elaborado un informe sobre el proceso que debe seguir la confederación para recuperar esta cantidad, que ya está sobre la mesa del comité ejecutivo para proceder en consecuencia a la reclamación efectiva. La nueva directiva tiene que tomar la decisión, pero parece que mantiene la tesis de la anterior ejecutiva, de los servicios jurídicos y de los responsables de Confaes, que consideran que Aesco se fue sin abonar esta cantidad y que debía hacerlo en virtud de un acuerdo entre las partes.

 

Esta deuda puede complicar la viabilidad de Aesco ahora que ha decidido dejar la confederación de empresarios y que tiene que procurarse una estabilidad por sus propios medios.