Confaes responde a la pataleta de la patronal 'fantasma': "No insulta quien quiere, sino quien puede"

El presidente de Confaes, Juan Manuel Gómez, y el presidente de Cecale, Santiago Aparicio. Foto: F. Oliva

El intento desesperado de CES de fusionarse con Confaes para seguir cobrando subvenciones, desestimado por la patronal histórica, deriva en una rueda de prensa esperpéntica de la paralela y un cruce de acusaciones.

El desencuentro entre la patronal salmantina Confaes y la 'paralela', la autodenominada confederación CES, ha pasado a cruce de improperios. Tras frustrarse el intento de la patronal 'fantasma' de forzar una fusión con Confaes, los responsables de la 'confederación' se despacharon el jueves con una esperpéntica rueda de prensa en la que acusaron al presidente de Confaes, Juan Manuel Gómez, de falta de ética y mentiras.

 

El asunto tiene que ver con el intento desesperado de CES de fusionarse con la confederación de empresarios histórica, Confaes, y con las reuniones con tinte de encerrona que se produjeron meses atrás a instancias de la patronal 'fantasma', una entidad que no negocia convenio colectivo alguno y de la que se desconoce si tiene o no cuentas o cómo funcionan sus órganos. Como informó TRIBUNA, semanas atrás CES urdió una reunión con Gómez para proponerle una fuesión de ambas organizaciones, encuentro que tenía como excusa un toque de atención a la asociación salmantina de jóvenes empresarios y al que acabaron presentándose, por sorpresa, directivos de CES.

 

Lo que CES vendió como una reunión se convirtió en un encuentro con tintes de encerrona en la que la pretendida confederación quería imponer un presidente sin elecciones y tomar posiciones en la estructura de la auténtica patronal a cambio de nada. Una pretensión rechazada de plano por Confaes, desde su presidente a la junta directiva, que todavía CES ha intentado usar para desgastar a Juan Manuel Gómez. Esta es la historia real.

 

Ante tal oferta, Gómez niega que se pueda aceptar y producir una fusión en esas condiciones y explica a los presentes que lo que tienen que hacer es integrar a sus socios en las organizaciones empresariales que ya alberga Confaes, cumpliendo con los requisitos y obligaciones como el pago de la preceptiva cuota. Eso supondría la disolución de organizaciones como la de Comercio o la de Hostelería que están en CES, y el final de la posibilidad de aspirar a subvenciones para el pago de sueldos entre directivos y personal. Una rendición y disolución de la supuesta patronal paralela, que por supuesto no ha aceptado, y que ha derivado en lo ocurrido esta semana.

 

Tras la rueda de prensa del jueves de CES en la que la patronal 'paralela' acusaba de "falta de ética" o "continuas mentiras" a Gómez, la patronal Confaes ha respondido este viernes con un escueto comunicado en el que manifiesta que no entrará en cruces de declaraciones y que cierra asegurando que "no insulta quien quiere, sino quien puede". Unas manifestaciones que apoyan la postura marcada por el presidente Gómez, que dijo hace unos días que "la seriedad de unos y otros no se puede comparar".

 

El intercambio de declaraciones comenzó con una nota de prensa de la Confederación Empresarios de Salamanca-CES, tras un acto este jueves con integrantes de su directiva, en la que lamentaba la "falta de ética" del presidente de Confaes, Juan Manuel Gómez, y criticaba "sus continuas mentiras, incluso ante su propio Comité Ejecutivo, que han llevado a frustrar la posibilidad de un diálogo muy necesario en estos momentos y la posibilidad de fusión entre las dos patronales salmantinas, promovida por la CEOE".

 

Ante estas palabras, posteriormente ha sido Confaes quien ha señalado en un comunicado que su organización, "después de más de 40 años representando a los empresarios de Salamanca, no se prestará a polémicas infructuosas como se pretende con este tipo de intervenciones". "No insulta quien quiere, sino quien puede", ha añadido.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: