Confaes confía que la pluralidad política sirva para recuperar el diálogo "por encima de intereses personales y de filias o fobias"

Juan Antonio Martín Mesonero

El presidente de Confaes, Juan Antonio Martín Mesonero, espera que el nuevo marco político permita recuperar la normalidad con la instituciones y que termine una época en la que "cargos de relevancia del PP" han puesto las instituciones al servicio de intereses privados. Atribuye al "capricho" de Javier Iglesias la disolución de IFESA.

El presidente de Confaes, Juan Antonio Martín Mesonero, ha asegurado que confía que "el nuevo marco político probablemente permitirá recuperar los cauces normales de diálogo con las Instituciones, por encima de intereses personales y de filias o fobias", algo que incluye la exigencia al Ayuntamiento y la Diputación de Salamanca para retomar el diálogo social tripartido entre instituciones, patronal y sindicatos. Así lo ha manifestado en su informe a la asamblea general de la confederación de empresarios, reunida en sesión ordinaria, y antes de hacer la entrega del Cecale de Oro de 2015 a Agro Tracción Vehículos, S.A..

 

Martín Mesonero ha lamentado que "determinadas personas, cargos de relevancia del Partido Popular, han puesto a las Instituciones y al propio Partido, al servicio de intereses de un medio de comunicación", en referencia a La Gaceta Regional, lo que ha obligado a la Cámara y Confaes a defenderse para que no se ponga en duda la legitimidad de la representación empresarial que ostentan ambas entidades. Y que han tenido una consecuencia: la sentencia del Tribunal Constitucional confirmando la condena a ese diario por injurias a la persona del presidente de la Cámara.

 

 

DEJAR HACER AL CAMBIO

 

En su discurso ante la asamblea, Martín Mesonero ha hecho un repaso a la situación empresarial, deteniéndose en los efectos que el resultado de las últimas elecciones ha podido tener. Para el presidente, las municipales "confirman un deseo de cambio, no sé muy bien hacia donde, pero que se producirá, y ante el cual lo más inteligente debería ser el admitirlo y conseguir que fuera razonable y ordenado". Para ello cree fundamental no "demonizar a los nuevos protagonistas" porque en estos momentos nadie está "en posesión de la verdad absoluta y se abre una época en la que el diálogo y la negociación serán claves para garantizar la estabilidad necesaria que continúe la recuperación que todos deseamos".

 

En todo caso, el presidente de Confaes considera que la pluralidad política nacida de la últimas elecciones "ha venido provocada, entre otras cosas, por el uso  de unas mayorías absolutas que han actuado sin ninguna consideración ni miramiento hacia las minorías", entre las que se cuenta la organización empresarial y quienes "han osado mantener opiniones contrarias o defender los intereses de sus representados".

 

En este punto, Martín Mesonero ha explicado que Confaes y Cámara han conseguido unir esfuerzos y "capear al temporal" y sacar adelante proyectos que parecían abocados a la desaparición, como la Escuela de Pilotos Adventia. Pero que también ha tenido que personarse en procesos judiciales como la trama de contratos irregulares en la Diputación. El presidente ha explicado que se ha hecho "en defensa de la transparencia en los concursos" y contra "determinadas prácticas que estaban perjudicando seriamente la libre concurrencia y a muchas de nuestras empresas representadas".

 

CARGARSE IFESA, UN CAPRICHO DE IGLESIAS

 

También ha recordado el conflicto de la disolución de IFESA, en el que atribuye al presidente de la Diputación, Javier Iglesias, toda la responsabilidad. "El capricho del presidente de la Diputación, animado por el interés de algún medio de comunicación, de quedarse con toda la publicidad del certamen, influyó en la decisión de apartarnos de la organización y ha dado como resultado un conflicto de consecuencias políticas y económicas imprevisibles", ha dicho. Y ha anunciado que "a la vista de las responsabilidades que pudieran derivarse, es muy probable que desde Confaes y la Cámara de Comercio hayan de realizarse actuaciones en defensa de sus intereses económicos seriamente perjudicados".

 

A pesar de todo, Martín Mesonero confía en recuperar la normalidad como ha ocurrido con la patronal regional Cecale tras la salida de Jesús Terciado. El mandatario abulense tuvo que dimitir de sus cargos en la patronal de Castilla y León, la de Ávila y en Cepyme al conocerse sus prácticas al frente de esta última, una cuestión que está en los juzgados por las reiteradas denuncias de Confaes.