Conducir bebido, a 200 km/h... miles de conductores no saben que pueden ir a la cárcel por esto

Un coche 'cazado' por un radar de velocidad.

Más de 290.000 conductores de CyL se reconocen como "delincuentes viales". El 18% de los automovilistas castellanoleoneses reconoce haber conducido bebido, a más de 110 en ciudad o a más de 200 km/hora.

Más de 290.000 conductores castellanoleoneses se reconocen como "delicuentes viales", según el estudio 'Delitos y criminalidad vial en España' realizada por la Fundación Línea Directa en colaboración con Fesvial. Así, el 18 por ciento de los automovilistas castellanoleoneses reconoce haber cometido delitos contra la seguridad vial, tales como conducir bajo la influencia del alcohol o las drogas, ir a más de 200 kilómetros por hora por una autopista o a más de 110 por una zona urbana.

 

A pesar de suponer el 35 por ciento del total de los delitos que se cometen en España, 496.400 conductores castellanoleoneses ignoran que pueden ir a la cárcel por una cuestión relacionada con la seguridad vial, según los mismos datos remitidos. Desde 2008, se han incoado casi 900.000 procedimientos judiciales sobre seguridad vial, de los cuales 650.000 han terminado en condena. En este sentido, la proporción de procesos que acaban en sentencia condenatoria ha aumentado notablemente en los últimos años, al pasar de un 66 por ciento de los juicios en 2008 a un 85 en 2015.

 

La condena más habitual es por conducir bajo la influencia del alcohol o las drogas con un 60 por ciento de los casos, seguido de circular sin permiso (27%), provocar un grave riesgo para la circulación (7%) y negarse a hacer un test de drogas o alcohol (3,5%). En la actualidad, la población reclusa por estos delitos ronda las 1.200 personas, con la conducción sin permiso (39%) y el homicidio imprudente (22%) como los casos más habituales de ingreso en centros penitenciarios.

 

Aproximadamente el 14 por ciento de los fallecidos en accidente de tráfico murió por conductas delictivas de otro conductor, lo que supone que alrededor de 2.400 personas han perdido la vida por estas prácticas en los últimos ocho años. El 49 por ciento de los encuestados cree que llevar a los niños en el coche sin Sistema de Retención Infantil debería ser delito.