Condenan a la aseguradora de un hospital privado de Burgos a pagar 44.000 euros por la muerte de un recién nacido
Cyl dots mini

Condenan a la aseguradora de un hospital privado de Burgos a pagar 44.000 euros por la muerte de un recién nacido

Juez, jugado, mazo

El Juzgado de Primera Instancia número 68 de Madrid ha estimado parcialmente la demanda impuesta por el Defensor del paciente contra un hospital privado de Burgos por la muerte de un recién nacido en 2017.

El juzgado condena a la aseguradora del centro privado al pago de una indemnización de algo más de 44.000 euros a los padres del bebé, al considerar que no recibió una atención sanitaria adecuada.

Los hechos se remontan a octubre de 2017, cuando una mujer de 42 años ingresaba en el hospital para dar a luz y se le practicaba una estimulación oxitócica y se le aplicaba anestesia epidural, pese a lo que, horas más tarde, era intervenida mediante cesárea.

El recién nacido pasó directamente a reanimación, donde fallecía a los pocos minutos pese a que le practicaron maniobras de reanimación, sin que fuese intubado en ningún momento.

La autopsia del cadáver revelaría posteriormente que el recién nacido sufrió lesiones en el cráneo y el encéfalo como consecuencia de la compresión de las contracciones en el canal del parto, al estar expuesto durante demasiado tiempo, que fueron determinantes para su muerte.

A tenor del informe que describen estos hechos, el tribunal considera "inexplicable" la asistencia recibida, que además califica de "incorrecta", puesto que el parto "no apuntaba dificultad alguna".