Condenado a cuatro meses de prisión un salmantino por saltarse cuatro veces en un mes el estado de alarma
Cyl dots mini

Condenado a cuatro meses de prisión un salmantino por saltarse cuatro veces en un mes el estado de alarma

Varios agentes de la Policía Nacional en un control policial.

El condenado, que tiene siete condenas por delitos menores de robo, lesiones y conducción sin carné, ha sido sorprendido en Hervás, Béjar, Guijuelo y Carbajosa saltándose el confinamiento.

El Juzgado de Instrucción 2 de Salamanca ha condenado a un hombre a la pena de cuatro meses de prisión por un delito de desobediencia grave a la autoridad tras hacer caso omiso reiteradamente al confinamiento domiciliario obligatorio. El condenado ha sido sorprendido en cuatro ocasiones en menos de un mes circulando en Hervás, Guijuelo, Béjar y Carbajosa de la Sagrada saltándose la prohibición de circular, y dado que tenía antecedentes, ha sido condenado a cárcel.

 

El condenado, que tiene varios antecedentes por robos, fue sorprendido en fechas 18 de marzo, 10 de abril y 11 de abril de 2020 en las localidades de Hervás (Cáceres), Guijuelo (Salamanca) y Béjar (Salamanca), respectivamente, transitando libremente por las mismas, siendo denunciado en todas ellas y claramente advertido de la prohibición de abandonar su domicilio, sito en la calle Libertad 71 de Béjar.

 

Según el auto remitido por la Audiencia Provincial, "en abierta rebeldía de tales advertencias, y apenas 2 y 3 días después de las últimas, fue nuevamente sorprendido por una dotación de la Guardia Civil cuando sobre las 20:45 horas del día 13 de abril de 2020 circulaba como pasajero en un coche por el kilómetro 92'900 de la carretera SA-20, en término municipal de Carbajosa de la Sagrada (Salamanca), en compañía de otras dos personas (que fueron denunciadas a la Autoridad administrativa por tales hechos), haciendo, una vez más, caso omiso al confinamiento domiciliario obligatorio".

 

El condenado, 30 años de edad, ha sido condenado en siete sentencias (dos de 2011, por sendos delitos menos graves de lesiones; otras dos de 2014, ambos por robo con fuerza en las cosas; y tres de febrero (en dos ocasiones) y marzo de 2020 por reiterados delitos de conducir sin permiso habilitador para ello). Pese a ello, siguió demostrando su especial renuencia a cumplir la normativa y por eso ha sido condenado con dureza.