Condenado a 6 años de cárcel por violar a una joven en una pensión de Salamanca tras conocerse en las redes sociales

La Audiencia Provincial ha juzgado, además, al joven de 25 años con una medida de alejamiento y prohibición de comunicación por ningún medio del acusado con la víctima por un tiempo superior en tres años a la pena de prisión impuesta.

Un joven de 25 años, M. C. M., se sentó el pasado 21 de marzo en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de Salamanca, donde se enfrentó a una condena de siete años de prisión tras abusar sexualmente de otra joven en una pensión.

 

La Fiscalía demandó además, tres años de alejamiento e incomunicación con la víctima a la salida de prisión, además de cinco años de libertad vigilada, y también participar en programas de formación sexual.

 

Ante esta situación, la Audiencia Provincial ya ha hecho pública la sentencia, que condena a M. C. M. "a la pena de seis años de prisión e inhabilitación especial de derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, así como a la medida de alejamiento y prohibición de comunicación por ningún medio del acusado con la víctima por un tiempo superior en tres años a la pena de prisión impuesta; igualmente, se impone al condenado la medida de libertad vigilada por cinco años, de acuerdo con el artículo, consistente en participación en programas de formación sexual. Todo ello con imposición al acusado de las costas de este juicio".

 

Los hechos tuvieron lugar el 5 de junio de 2017 cuando él tenía 23 años, la víctima, que se encontraba en una biblioteca de Libreros, decidió ir a ver a un chico con el que había mantenido conversaciones a través de las redes sociales.

 

Tras tomar unas cervezas y dar una vuelta fueron a una pensión donde también trabajaba el acusado, de manera que tenía las llaves. A partir de aquí, y según señala el Ministerio Fiscal, la joven se negó, aun así presuntamente la desvistió por la parte de debajo y la penetró vaginalmente por delante y por detrás. Después, la víctima denunció los hechos. 

 

RESUMEN DE LOS HECHOS

 

"M. C. M. le ofreció a la joven la posibilidad de acceder a una habitación en la pensión “Los Ángeles”, situada en la Plaza Mayor de Salamanca, ya que tenía las llaves, al trabajar también en esta pensión. Y se mostró conforme con dicha propuesta, por lo que ambos jóvenes se dirigieron a la Pensión citada, y accedieron a una habitación de la misma, que constaba de cuatro camas, y con un balcón con vistas a la Plaza Mayor", recoge la sentencia.

 

"Ambos jóvenes estuvieron unos minutos en el balcón mientras se tomaban una cerveza, y Manuel fumaba. Acto seguido ambos jóvenes volvieron a entrar en la habitación donde se sentaron en la cama, y se quitaron los zapatos porque Manuel se lo dijo. Pero a partir de este momento el comportamiento de M. C. M. varió ya que se puso encima de ella y la quito el cinturón, ella le dijo que parara, pero él no hizo caso".

 

"Entonces, mientras estaba encima de ella, de frente a Manuel, este la penetró. Y ella empezó a gritar de dolor, por lo que Manuel le puso un cojín en la cara, y como seguía gritando la agarró de las muñecas y la puso boca abajo, momento en que la volvió a penetrar, eyaculando en dos ocasiones en su espalda. Una vez finalizó la relación sexual, él la limpio con desprecio los restos de semen de la espalda y ella fue al cuarto de baño donde se estuvo lavando y llorando durante unos minutos. Cuando salió, Manuel la estaba esperando y ambos salieron juntos de la pensión".

 

"Al observar el coche de policía que se encontraba en la puerta de la pensión, Manuel se dirigió hacia ella pidiéndola por favor que no le denunciara ya que no quería pasar la noche en la comisaria y ella accedió, por lo que en ese momento se despidieron, y no volvieron a verse ni a intercambiar mensajes. Y después de salir de la pensión, se dirigió a la biblioteca de la calle Libreros, para recoger los libros y regresar a su domicilio".

 

Días después, y ante el miedo a haber contraido alguna enfermedad sexual, la víctima acudió al hospital de Salamanca y denunció con posterioridad los hechos.