Condenado a 5 años y tres meses de prisión Andrés Barbarín Briñón por la macroestafa en Alba de Tormes
Cyl dots mini

Condenado a 5 años y tres meses de prisión Andrés Barbarín Briñón por la macroestafa en Alba de Tormes

Andrés Barbarín Briñón, antes del juicio (Foto: Tamara Navarro)

El BBVA, el principal afectado, solicitaba una pena 42 años de prisión y 1,8 millones de euros. 

La Audiencia Provincial de Salamanca ha dictado sentencia tras el juicio celebrado contra Andrés Barbarin Briñón por la macroestafa de Alba de Tormes.

 

Según la sentencia, hecha pública por Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL), ha sido condenado a cinco años y tres meses de cárcel y a una multa de 1.080 euros por ser el autor de la macroestafa a 180 afectados, siendo condenado

 

"Que condenamos al acusado Andrés Barbarin Briñón como autor responsable de un delito continuado de falsificación de documentos mercantiles a la pena de 1 año y 9 meses de prisión y 6 meses de multa con cuota diaria de 3 euros; así como autor responsable de un delito continuado contra el patrimonio- estafa, apropiación indebida y administración desleal-, a la pena de 3 años y 6 meses de prisión y 6 meses de multa con cuota diaria de 3 euros Se declara respecto de dicho condenado la nulidad de los contratos celebrados por el mismo con los perjudicados. Dicho condenado deberá indemnizar los perjudicados en las cantidades que se indican en los hechos declarados probados y en el fundamento de derecho 5º. Se reserva los perjudicados las acciones civiles que les correspondan contra la entidad bancaria BBVA FINANZIA SA, que podrán ejercitar en el proceso civil correspondiente. Todo ello con imposición al condenado de las costas de este juicio, incluidas las de las acusaciones particulares".

 

EL JUICIO

 

Andrés Barbarín Briñón se sentó el pasado 10 de abril  en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de Salamanca tras declararse autor confeso de una macroestafa relacionada con la venta y reparación de vehículos en Alba de Tormes en la que, al menos, 180 personas resultaron afectadas y por el que el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), que pedía 42 años de prisión y 1,8 millones de euros de indemnización. Por su parte, el Fiscal solicitó cinco años y tres meses y una multa de 3 euros al día durante doce meses. 

 

Al parecer, pedía créditos a espaldas de sus clientes, vendía coches que llevaban a reparar a sus talleres o incluso se apropiaba del dinero de vehículos que tenía en depósito para la venta, hasta que en septiembre de 2010 fue descubierto."Pedía créditos al banco por valor, por ejemplo de 20.000 euros, y el coche valía 15.000 euros, él se quedaba con el resto... en alguna ocasión, estafó completamente a las víctimas, las cuales declararon que nunca habían pedido dichos créditos", han segurado los testigos. "Debo 36.000 euros al banco de un coche que nunca he comprado", señalaba una de las afectadas en el escrito de calificación.

 

"Reconozco todos los hechos y no voy a responder a ninguna pregunta". Éstas fueron las únicas frases pronunciadas por Barbarín Briñón en una comparecencia ante el juez instructor, en octubre de 2015. Tras casi tres años en prisión provisional quedó en libertad a la espera de juicio y se mudó a Navarra, su lugar de procedencia y donde volvió a ser detenido por el mismo tipo de delitos.