Condenado a 15 años de prisión el parricida de Chamberí

El parricida, en la Audiencia a la espera de la sentencia (Foto: T. N.)

Fue declarado culpable por unanimidad por los nueve miebros del Jurado Popular que juzgaron su caso. 

El parricida de Chamberí, Jhonny Rafael Demey Zambrano, ha sido condenado a 15 años de prisión por el asesinato de su padre en la madrugada del 27 de julio de 2016 tal y como han confirmado fuentes cercanas al caso, con el agravante de parentesco y el atenuante de arrepentimiento espontáneo. Un jurado popular formado por nueve peronas le declaró culpable por unanimidad el pasado mes de abril de un delito de asesinato.

 

En el fallo de la Sentencia, además, se pide al asesino una indemnización de 120.000 euros para su hermana, Johanna Altair Demey Zambrano. Contra esta sentencia se podrá interponer Recurso de apelación ante la Sala de la Guardia Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia. 

 

En las conclusiones, daban por probada la culpabilidad del joven de 20 años y se aceptaba como probado que la víctima murió de manera intencionada y sorpresiva sin posibilidad de defensa. De esta manera no se le concedía, por tanto, ni el indulto, ni la suspensión de la pena como había pedido la defensa.

 

El jurado consederó que el asesino era consciente de que iba a matar a su progenitor, además de actuar de forma sorpresiva e inesperada "por lo que la víctima no pudo defenderse", ya que estaba solo y dormido en el sofá. En este sentido, no aprobaron que el parricida no conocía el alcance de sus actos o que se encontraba enajenado temporalmente.

 

Tampoco quedó probado que el parricida socorrió a su padre tras la agresión, con los medios a su alcance y le prestó auxilio de forma voluntaria y activa, para intentar salvarle la vida. Así como, que el acusado con anterioridad a los hechos enjuiciados, había consumido drogas o alcohol.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: