Condenada a pagar 137.000 euros la residencia salmantina que se quedó con dinero y pertenencias de estudiantes
Cyl dots mini

Condenada a pagar 137.000 euros la residencia salmantina que se quedó con dinero y pertenencias de estudiantes

Foto: USAL

Un total de 80 afectados se sumaron a una demanda colectiva contra el director de la residencia que se negaba a devolverles las pertenencias que dejaron tras el cierre por el estado de alarma si no renuncian a la fianza y al mes de junio.

Ya hay sentencia contra la sociedad unipersonal que gestiona la residencia salmantina que fue demandada por 80 estudiantes por negarse a devolverles lo pagado por adelantado y sus pertenencias, que dejaron en el centro tras su cierre por el decreto del estado de alarma provocado por el coronavirus. De esta forma, la residencia y su socio, que era la persona que firmaba los contratos, deberán abonar a los estudiantes un total de 137.380 euros, según ha confirmado la abogada que lleva el caso, Susana Hernández Garrido.

 

En total, 80 estudiantes de distintos puntos del país se habían sumado a una demanda colectiva el pasado mes de junio después de que el propietario de la residencia se negara a devolver a los estudiantes la fianza, el mes de junio que habían pagado por adelantado y sus enseres personales, que habían dejado en el centro porque "pensaban que el estado de alarma duraría 15 días o un mes como mucho", según explicó en su momento la letrada salmantina afincada en Oviedo. En esta demanda reclamaban la devolución de la fianza, de la mitad del mes de marzo y el mes de junio pagado por adelantado.

 

Además, puede que no sea la cantidad final que tenga que abonar el demandado, ya que el despacho de abogados que lleva el caso reclamará en nombre de "algunos estudiantes más" que no pudieron sumarse a la primera demanda interpuesta al encontrarse ya en tramitación.

 

El problema al final de curso cuando los estudiantes quisieron acceder a la residencia para recoger sus pertenencias. La residencia había obligado a los estudiantes a su llegada al centro a abonar una fianza y el mes de junio por adelantado. Sin embargo, con la pandemia la Junta de Castilla y León decretó el cierre de las residencias estudiantiles y los alumnos tuvieron que regresar a sus domicilios de origen los días 13 y 14 de marzo. La sorpresa llegó cuando, una vez finalizado el estado de alarma, los afectados quisieron recoger sus pertenencias. "Los estudiantes contactaron con el director y este les aseguró que no tiene intención de devolver el dinero", explicó en su momento la letrada del despacho Gonzalo López y Susana Hernández.

 

Además, tampoco les permitía recoger sus pertenencias si no firmaban un documento con fecha de 30 de marzo en el que por decisión propia resuelvían el contrato y renunciaban a reclamar la fianza y el mes de junio que habían pagado por adelantado por unos servicios que no se han prestado. "El contrato con la residencia incluye alojamiento y pensión completa, así como otros servicios como limpieza o lavandería. Unos servicios que no se han prestado por causa de fuerza mayor, ya que fue la Junta quien decretó el cierre de las residencias, y no fueron los estudiantes los que se marcharon por decisión propia. También entendemos que en el momento en el que no hay daños está obligado a devolver la fianza". explica la abogada.

 

En cuanto a los enseres personales, que no iban incluidos en la demanda, todos los estudiantes pudieron recuperar sus objetos personales.

Comentarios

un genio 13/01/2021 07:12 #3
Un genio el dueño de la residencia
Jj 12/01/2021 17:29 #2
Lo que tiene de coger unos buenos abogados enorabuena
Justicia divina. 12/01/2021 13:31 #1
Enhorabuena a los afectados y a la letrada. Lo que perdieron en la USAL...

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: