Condenada a 19 años y 6 meses 'La Rubia' por los incidentes de Calzada de Valdunciel
Cyl dots mini

Condenada a 19 años y 6 meses 'La Rubia' por los incidentes de Calzada de Valdunciel

La acusada entrando en dependencias judiciales

La condena es por tres delitos de homicidio en grado de tentativa y por otro delito consumado leve de daños, además de 22.380 euros de indemnización a los heridos.

V.M.G, de 33 años, conocida como 'La Rubia' ha sido condenada a 19 años y 6 meses de cárcel, además de 22.380 euros de indemnización a los heridos por tres delitos de homicidio en grado de tentativa y por otro delito consumado leve de daños.

 

Los hechos probados que marca la sentencia aseguran que "en la madrugada del 7 al 8 de mayo de 2016, V.M.G. se encontraba en la verbena que se desarrollaba en el pabellón municipal de Calzada de Valdunciel, a la que había acudido y se hallaba acompañada de la entonces su pareja, R.G.S., y de sus amigos, los también procesados, O.Z.C. y B.B.S, así como, entre otros más, de D.I.G."

 

"A lo largo de su estancia en aquel lugar, V.M.G en todo momento se mostró muy alterada, hostil y provocadora de gresca y pelea, sin motivo alguno que lo justificara, hacia diversas y múltiples personas que disfrutaban de dicha verbena, hasta el punto de que a muchos de los presentes les llamó la atención su constante actitud agresiva y, al no conocerla de antemano, la identifican por su aspecto físico, como la rubia", apunta la sentencia.

 

La sentencia añade como hechos probados que "aproximadamente a las 4 de la madrugada, ya del día 8 de mayo, V.M.G estando en las inmediaciones de la barra del bar de dicho pabellón, en la que se hallaba M.G.B. tomando una copa junto a su amigo C.L.C, entre otros, llegó a derramarle, por chocarse ambos, el líquido que contenía la misma, siendo, entonces, recriminada por M. que le pidió que se comportara, reaccionando de modo agresivo, encarándose con él en tono amenazante e insultante, terminando éste y su amigo C. por alejarse de la barra y situarse en la zona de los altavoces del escenario, rehuyendo enfrentamientos."

 

"Sin embargo, casi de inmediato, la acusada V.M.G, acompañada de otras personas, entre ellas el acusado Ó., se dirigió a la zona en la que ya estaba M. y, de seguido, ambos acusados y algunas otras personas no identificadas comenzaron a golpear al señalado M., -que fue alcanzado en la nariz por Ó. con un botellín-, tratándo aquel de defenderse y pudiendo, a duras penas, M. y C. abandonar dicho punto, siendo V.M.G retenida por S.M.C".

 

"Tras ser así agredido M., se encontró con su hermano, y enterado este último de las agresiones sufridas por aquel, ambos y algunos amigos y conocidos más trataron de buscar a los agresores, con el fin de pedirle explicaciones, saliendo todos del Pabellón en el que venía celebrándose la verbena", añade la sentencia.

 

"Ya fuera todos ellos del recinto y en una calle o callejón, con poca luminosidad, de la dicha localidad próxima al Polideportivo, estando dichos hermanos con los señalados conocidos o amigos, se encontraron con otro grupo de personas, integrado, entre otros, por los citados V.M.G, produciéndose, de inmediato, un enfrentamiento verbal, que degeneró en agresiones físicas por parte de éstos últimos."

 

V.M.G "había ido al vehículo Renault Clio, en el que se había trasladado desde Salamanca, a recoger un cuchillo de 16 centímetros de mango y 14 de hoja, con filo puntiagudo, de las llamadas cabriteras), con ánimo de matar o, al menos, aceptando que la muerte del agredido podía ser consecuencia de su acción, le asestó a J.A. un fuerte navajazo a la altura de la ingle izquierda (que le seccionó la arteria femoral, así como, parcialmente, los músculos sartorio y aductores, el nervio obturador, etc.), con gran derramamiento de sangre y provocando su desmayo, siendo trasladado por sus acompañantes al centro médico de la localidad, que estaba muy próximo al lugar no sin antes recibir otras dos puñaladas superficiales, por parte de aquélla, en la pierna o muslo derecho, neutralizada una de ellas en parte por el teléfono móvil que el agredido llevaba en el bolsillo de su pantalón que resultó dañado".

 

También a A.M. "le dio al menos dos puñaladas con la citada navaja o cuchillo, una de ellas a la altura de la región y costado lumbar izquierdo y la otra en el glúteo izquierdo; y, asimismo, la procesada V.M.G acometió, por dos veces, por la espalda y en el mismo contexto e intención, al citado J.P. con la mentada navaja o cuchillo, alcanzándole en el costado derecho y en la zona lumbar bajo derecho y torácica".

 

Como hechos probados en la sentencia, también se apunta que "en las horas precedentes había consumido tanto diversas bebidas alcohólicas, como drogas tóxicas o estupefacientes (cannabis, hachís, cocaína y anfetaminas), pero sin que las mismas llegaran a estar anuladas totalmente o disminuidas en una intensidad especialmente profunda."