Concurrido y bello tercer encierro

La manada, cinco novillos de Miranda de Pericalvo, permaneció agrupada a lo largo de todo el recorrido hasta la plaza
MIGUEL CORRAL

Si por algo se están caracterizando estas Fiestas de Agosto en Lumbrales, es por la masiva afluencia de público a los festejos taurinos, en especial sus encierros a caballo. En el de ayer, a pesar de ser lunes, los aficionados abarrotaron la plaza y las vallas en todo su recorrido, principalmente en la zona de entrada al casco urbano y el tramo comprendido entre la carretera hacia La Fregeneda y la plaza de La Frontera. Al contrario que el día anterior, en esta ocasión no hubo sustos, pues la manada con cinco novillos de Miranda de Pericalvo, se mantuvo agrupada desde principio a fin y sin incidencias que destacar. El tercer encierro de las fiestas discurrió limpio y rápido a lo largo de todo el recorrido, tardando escasos minutos desde que sonara el cohete anunciador de la suelta hasta su entrada al coso lumbralense. Como días anteriores, en la guía de las reses intervinieron ocho caballistas ayudados por cuatro mansos.

Ya por la tarde, estaba prevista la celebración de un festival en cuyo cartel se anunciaba la actuación de los matadores Uriel Moreno El Zapata y Román Pérez, así como el novillero José Arévalo.

Para hoy martes, último día de la fiestas, está previsto un nuevo encierro a caballo con cuatro novillos de la ganadería Hermanos Mateo, de Carrascal del Obispo, festejo que comenzará a las 12.30 horas. Ya en la tarde, la plaza de toros acogerá un concurso de recortes con el espectáculo Toropasión, y al final se dará suelta a dos vaquillas.