Concejalías, junta de Gobierno, comisiones... Así puede ser el nuevo Ayuntamiento de Salamanca 'bicolor'

PP y Cs tienen que pactar reparto de concejalías, donde los 'naranjas' quieren poder decidir en cuestiones centrales. También hay que fijar el equilibrio en la junta de Gobierno, que será clave.

Este martes arrancan las negociaciones entre PP y Ciudadanos para la formación de un futuro gobierno municipal en el Ayuntamiento de Salamanca. Con todas las prevenciones, lo más factible es que el acuerdo llegue a buen puerto y que el consistori tenga por primera vez en años un gobierno bicolor, formado por dos partidos que, ahora, tendrán que entenderse para el ejercicio del poder. Solo si no hay acuerdo se abriría una ronda con el PSOE, algo que el grupo municipal 'naranja' considera lo idóneo, pero que las pautas de la ejecutiva de Albert Rivera no contemplan.

 

Con un plazo bastante ajustado, PP y Cs tienen que ponerse de acuerdo sobre las líneas básicas, sobre el programa de gobierno, sobre medidas completas y sobre el capítulo de regeneración. Pero también sobre el funcionamiento del equipo de gobierno municipal, del que ya se pueden confirmar algunas cuestiones prácticas.

 

Si PP y Cs cierran un pacto, el nuevo gobierno 'bicolor' fucionará más como uno de mayoría absoluta que como lo ha hecho en la legislatura que ahora acaba. Es decir, volvemos al período 2011-2015. En este sentido, se reactivará la Junta de Gobierno sobre cuya composición hay que llegar a un acuerdo: en buena lógica, Cs intentará tener peso para contrarrestar a los concejales del PP. La representación pasaría por uno o dos puestos de teniente de alcalde. 

 

La comisiones se mantendrán en número y áreas, con siete, en las que se concentrará el trabajo de todas las competencias municipales. Sí variará su número, ya que pasarán de tener siete miembros a nueve para ajustarlas a la representatividad de cada grupo. Hay que decidir también el reparto de las presidencias de comisiones: el PP tuvo que ceder hace cuatro años la de contratación, por ejemplo, que Cs querría mantener.

 

La Junta de Portavoces seguirá igual, aunque lo normal es que se limite el catálogo de asuntos que van al pleno: en estos cuatro años ha ido absolutamente todo, y es normal que se deleguen más cosas en la junta de Gobierno.

 

La parte más importante es el reparto de concejalías. Cs puede tener delegaciones para todos sus concejales o quedarse con alguna menos, pero hay que ver cuáles. El partido quiere tener posibilidad de trabajar en las concejalías que llevan cuestiones centrales de su programa, como el desarrollo económico, la búsqueda de empresas, el turismo, el medio ambiente o los servicios sociales. Es más que probable que el PP mantenga concejalías 'centrales' como Hacienda y Régimen Interior, y también Fomento y Urbanismo, en la que se tienen que resolver algunas cuestiones candentes como la situación del Corona Sol o el sector 37 'Corte Inglés'.

Comentarios

cabreado 11/06/2019 17:12 #2
no volveré a votar !!!!! sólo se preocupan de sus intereses . CABREADISIMO
MRG.100 11/06/2019 11:32 #1
No termino de asimilar, para que queremos elecciones de cualquier tipo que sean. Cuando nos interesa, que gobierne la lista más votada, pero si esa lista no es la nuestra, pues nos aliamos con otros para hacer lo que nos de la gana, aunque esos otros sean los unos corruptos y los otros veletas. Pidamos que no se convoquen mas elecciones, eso es malgastar nuestros impuestos y engordar económicamente a otros. ¿ O eso no se ve claro?.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: