"Con un pie en Salamanca y otro en Madrid"

La nueva diputada nacional por el PP de Salamanca está preparando todo para "estrenarse" en la Carrera de San Jerónimo
La nueva diputada del PP en el Congreso por Salamanca, María Jesús Moro, confiesa haber tenido una semana “muy movida” para preparar toda la documentación y dejar sus responsabilidades en las Cortes Regionales.

Son los pasos previos a incorporarse a su escaño en el Parlamento nacional, después de haber conseguido un puesto como número tres del PP salmantino gracias a unos resultados “históricos”. En los anteriores comicios su partido obtuvo dos diputados, los mismos que el PSOE, ahora la balanza se ha desequilibrado con un 3-1.

Sobre cómo será su actividad política en la Carrera de San Jerónimo, en una entrevista concedida a Europa Press declara que su intención es “trabajar con un pie en Salamanca y otro en Madrid” para así representar “lo mejor posible” los intereses de los ciudadanos de su provincia.

María Jesús Moro reconoce que será una legislatura donde las decisiones que se tomen en el Congreso tendrán “especial relevancia” porque la situación económica y social ha puesto todas las miradas en lo que en el hemiciclo se decide.

Allí estará acompañada por otros dos compañeros de su partido que representan a Salamanca, Gonzalo Robles y José Antonio Bermúdez de Castro, a quienes agradece el interés y predisposición “constante” por ayudarle en su nueva responsabilidad.

Tanto Robles como Bermúdez de Castro ya llevan varias legislaturas como diputados nacionales y son “dos referentes” en Madrid. “Han conocido tanto la perspectiva desde el lado que se gobierna como desde el control del Gobierno”, argumenta María Jesús Moro.

"ILUSIONADA"

Asegura estar muy ilusionada con su nuevo “reto político” pero reconoce también que echará de menos su contacto en el día a día con los compañeros que deja en las Cortes regionales de Castilla y León y sus trabajadores.

Aun así, insiste en que es “muy gratificante” su paso a parlamentaria nacional y que hay gente que le ha parado por la calle para pedirle que “se hagan las cosas bien y se saque al país de la situación en la que se encuentra”.