"Con la parálisis cerebral se aprende, hay que ir a por todas"

Carmen Sánchez Aranda junto a su hija Noa (Foto: T. Navarro)
Ver album

Carmen Sánchez Aranda es la mamá de Noa, una niña salmantina que nació hace cuatro años con parálisis cerebral. Desde su ya temprana experiencia manda un mensaje a todos los que pasan por ello y les anima seguir luchando. 

Carla Sánchez Aranda lleva viviendo en Salamanca desde hace ya dicisiete años. Hace tan sólo cuatro tuvo a su pequeña en el Hospital Clínico, pero las cosas no fueron tal y como ella esperaba. Tras un problema en el parto, la niña nació muerta, tardaron unos minutos en reanimarla y al final "nos tuvimos que ir hasta Valladolid, al Río Ortega, para que nos realizaran el tratamiento de hipotermia que desembocaba en una parálisis cerebral".

 

Los problemas motores no se hicieron esperar "aunque está muy bien, no puede andar, no sostiene la espalda, es muy duro sobre todo al principio, luego ya te capacitas y a dar todo en el fisio y estimulación" y es que algo tan sencillo como disfrutar de una fiesta, comer, elegir tu ropa o ir al cole se hace más que complicado para las personas con esta enfermedad.

 

Noa, que así se llama su pequeña, soplará las velas el próximo 16 de octubre y su mamá enfatiza en el hecho de que las personas con esta condición "sienten y aman igual que el resto, pero que requieren mayor compresión, cuidado y empatía debido a que entienden con claridad sus propias limitaciones, y desean las mismas oportunidades a las que tienen derecho. Se aprende mucho, hay que ir a por todas", explica.

 

Lamentablemente hay mucha desinformación, no sólo sobre la parálisis cerebral, sino sobre la discapacidad en sí misma, lo que provoca en muchas personas miedo, rechazo, desinterés y marginación; siendo que todos los seres humanos requerimos para nuestro desarrollo del contacto social, el afecto y respeto a la dignidad.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: