Compromisarios de Salamanca obligan a ampliar el horario de cierre en León al generar una gran cola de militantes

A las 21 horas aún había en la sede de los 'populares' leoneses un centenar de militantes con derecho a voto esperando. La culpa, de cinco interventores de la candidatura de Mañueco que han ralentizado las votaciones con el objetivo "de que no se votara".

El PP de León ha tenido que habilitar una mesa más para que los afiliados al PP que hacían cola para votar pudieran hacerlo al cumplirse la hora de cierre. Esta decisión la ha adoptado el presidente provincial, Eduardo Fernández, al cumplirse la hora de cierre de las urnas, las 21 horas, y aún hubiera en la sede de los 'populares' leoneses un centenar de militantes con derecho a voto esperando.

 

El problema es que los cinco interventores enviados por la candidatura de Alfonso Fernández Mañueco han entorpecido las votaciones todo lo que han podido, según testigos presenciales, utilizando todo tipo de estratagemas para demorar la votación. Según algunos asistentes, el único objetivo es que se quedara gente sin votar. A la cabeza de la 'delegación', uno de los hombres de confianza del alcalde y primer teniente de alcaldía en el Ayuntamiento de Salamanca.

 

Ante el rumor que ha corrido entre los presentes de que las urnas iban a cerrar se han vivido algunos momentos de tensión y algunos de los militantes han calificado de "vergüenza" la situación ya que querían ejercer su derecho al voto.

 

Finalmente, la dirección del PP de León, en cuya sede han estado presentes compromisarios de Salamanca, ha decidido habilitar una mesa más de votación.