Completa tu bodega con vino San Román y Arzuaga Crianza

Una bodega que se precie debe contar siempre con una buena variedad de vinos, consiguiendo de esta forma no sólo disfrutar de la combinación en cada plato y cada bocado, sino también con el objetivo de aprender y definir mejor nuestros paladares

Una bodega que se precie debe contar siempre con una buena variedad de vinos, consiguiendo de esta forma no sólo disfrutar de la combinación en cada plato y cada bocado, sino también con el objetivo de aprender y definir mejor nuestros paladares.

 

Ha llegado la hora de rellenar de nuevo la bodega, y estaréis buscando algunos caldos interesantes que posiblemente no hayáis probado antes y que completen vuestra despensa de vinos y vuestra agenda de catas, por lo que esperamos haber llegado con tiempo y os animéis a probar estos dos fantásticos vinos que os traemos que son San Román y Arzuaga Crianza, dos elecciones acertadas que es seguro pasarán a ser uno más de la familia.

 

VINO SAN ROMÁN DE BODEGAS MAURODOS

 

Empezamos con el Vino San Roman, un caldo fantástico creado a partir de uva tempranillo que nos ofrece una gran potencia bien culminada con toques afrontados y una estructura perfecta, ideal para combinar con embutidos, carnes a la brasa y por supuesto también con carnes estofadas.

 

Se trata de un vino cuya temperatura adecuada a la hora de servir es de 18 °C, consiguiendo de esta forma resaltar cada uno de sus detalles para saborear y disfrutar de una experiencia inigualable.

 

Este vino procedente de viñas jóvenes cuya vendimia se lleva a cabo en cajas de 15 kg, procediendo posteriormente a una selección para incluir tan sólo la uva en perfecto estado y bien madurada, uno de los secretos de un vino bien elaborado.

 

Posteriormente se procede a comenzar el proceso de fabricación, llevando a cabo la fermentación mediante la utilización de levaduras autóctonas. En cuanto a la maceración, tiene una duración de entre 2 y 3 semanas para posteriormente envejecer durante dos años en barricas de roble francés y americano.

 

Sin duda estamos ante un vino muy mimado y cuidado con esmero, que además se produce mediante la vinificación por separado de las variedades, lo cual permite una mejor observación de todo el proceso para garantizar la fantástica calidad final que podemos observar.

 

VINO ARZUAGA CRIANZA DE BODEGAS ARZUAGA

 

En cuanto al vino Arzuaga Crianza, tenemos a nuestra disposición un vino ideal que combina a la perfección con gran cantidad de carnes como la carne de cerdo, las carnes rojas, los platos de parrilla y los embutidos, y muy especialmente cuando se procede a cocinar asados o a la barbacoa.

 

La temperatura ideal en este caso ronda los 16 °C, y presenta una gran cantidad de matices frutales que se aderezan armoniosamente con torrefactos, dando lugar a una gran complejidad en cuanto a aroma y una cata que ofrece un color rojo picota con pequeñas tonalidades rubí y un fantástico brillo que enamora no sólo a nuestra vista sino también a nuestro paladar y por supuesto a nuestro espíritu.

 

En este caso estamos hablando de una bodega familiar que nació en los años 80 y que en el año 87 comenzó con la plantación de las cepas a una altura de 800 m, de manera que el objetivo era conseguir una maduración más temprana a la vez que se evitaba la niebla.

 

Fue en el año 1993 cuando se comenzó a construir la bodega y también cuando la primera cosecha vio la luz en el mercado, avanzando y evolucionando hasta la actualidad en la que el equipamiento supera las 3000 barricas de roble.

 

En definitiva, un vino fantástico con el que vamos a poder dar un toque especial a nuestra mesa en ocasiones especiales y en todo momento en el que queramos disfrutar de un rato de tranquilidad combinado con una buena armonía en nuestro paladar.

 

En ambos casos estamos frente a vinos que no pueden faltar en nuestra bodega, por lo que os recomendamos encarecidamente que los probéis y por supuesto que hagáis acopio para poder sorprender a vuestras visitas y a todos aquellos amantes del vino que recibáis en vuestro hogar, y tened por seguro que la opinión será positiva y de nuevo volveréis a celebrar un evento que será recordado por todos los asistentes durante mucho tiempo.