Competición equipara “empujar a un jugador” con “levantar los brazos”

AGRAVIO COMPARATIVO. Los mismos partidos de sanción a Cano que a Sánchez Flores, que incluso tuvo que ser sujetado cuando se iba a por un futbolista. PROTAGONISTA. Prefiere pasar página
T. S. H.

Increíble pero cierto. El entrenador de la UDS, Óscar Cano, ha sido sancionado por el Comité de Competición con dos partidos de sanción, castigo idéntico al sufrido por el entrenador del Atlético de Madrid, Quique Sánchez Flores cuando a tenor de la redacción del acta de los colegiados de ambos encuentros, la diferencia entre lo que hizo uno y lo que hizo el otro es más que evidente.

En el encuentro entre Girona y UDS, el árbitro Alfonso Pino Zamorano, expulsó a Óscar Cano, según redacta: “por protestar de manera airada y con los brazos en alto una de mis decisiones”. Esa misma jornada, pero en Primera División, José Antonio Teixeira Vitienes dirigía el Atlético de Madrid-Espanyol y echó al entrenador del conjunto rojiblanco. En el acta posterior, en el apartado expulsiones, apuntaba: “En el minuto 89 el técnico Sanchez Flores, Enrique fue expulsado por el siguiente motivo: “Estando el juego detenido, salirse del área técnica sujetando con sus manos a un jugador contrario empujandole posteriormente”.

Posteriormente, en el apartado incidencias, añade: “Una vez finalizado el encuentro, el entrenador del Club Atletico de Madrid SAD D. Enrique Sánchez Flores, salto al terreno de juego dirigiéndose de forma rápida hacia el jugador del RCD Espanyol de Barcelona D. Luis Garcia Fernández, siendo sujetado por otros jugadores del RCD Espanyol de Barcelona retirándolo del lugar e impidiendo que llegara hasta este jugador”. Más allá de la justicia o no de sancionar a Cano con dos encuentros por su acción, lo que llama la atención es la vara de medir y la equiparación de ambas acciones.