Competencia marca límites a la nueva regulación de las viviendas turísticas en Salamanca

Vivienda de pisos

La CNMC 'tumba' las normativas municipales más restrictivas, como las de Madrid o San Sebastián. El Ayuntamiento trabaja en una nueva ordenanza local que no será más dura que la autonómica.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha acordado impugnar las recientes normativas urbanísticas municipales de Madrid, Bilbao y San Sebastián en materia de vivienda turística, al considerar que las normas de estos ayuntamientos son "contrarias a la competencia" y a los principios de regulación económica eficiente, y "perjudican a los consumidores y usuarios". De esta manera, al 'tumbar' las normativas más restrictivas, marca el camino a futuras ordenanzas locales como la que está elaborando el Ayuntamiento de Salamanca.

 

Los cuatro grupos políticos municipales acordaron el pasado mes de mayo elaborar una nueva normativa, para lo que se creó un grupo de trabajo. Se partía de que el fenómeno no parece todavía demasiado asentado en Salamanca, aunque el consistorio ha recibido este verano casi 300 solicitudes de licencia para operar en este mercado que se ha visto revolucionado por las plataformas de alquiler de pisos y habitaciones.

 

La idea es partir de la normativa regional, aprobada en febrero de 2017, y que establece condiciones y requisitos para operar con el objetivo de evitar el intrusismo. Se define a las viviendas de uso turístico como una vivienda amueblada y equipada para la cesión temporal de su uso de manera inmediata y en su totalidad, comercializada o promocionada principalmente en canales de oferta turística. Contarán, como mínimo, con dormitorio, salón-comedor, cocina y cuarto de baño o aseo, salvo las viviendas de uso turístico de tipo estudio. Se requiere de una declaración de inicio de actividad.

 

El equipo de Gobierno de Salamanca no quiere que la norma local sea más restrictiva que la regional, y ahora la CNMC marca el camino impugnando algunas normas de ciudades que pretenden contener este fenómeno y que tienen auténticos problemas con ello. La CNMC considera que estas medidas "no garantizan una mayor calidad de los alojamientos turísticos ni protegen adecuadamente a los ciudadanos".

 

En el caso de Madrid, la norma del Ayuntamiento exige una licencia para poder alquiler apartamentos y viviendas turísticas y establece un periodo de un año --ampliable otro más-- hasta que se puedan otorgar de nuevo licencias en determinados distritos de la capital. En concreto, en el distrito Centro para toda clase de hospedaje y en Palos de Moguer, Recoletos, Goya, Trafalgar y Argüelles para viviendas de uso turístico.

 

En el caso de Bilbao, se establece que solo pueden ser viviendas de uso turístico las plantas bajas o primeras de los inmuebles, salvo que tengan acceso independiente a la calle, y se exige además autorización y registro para las viviendas de uso turístico y límites para las mismas. Competencia ve otros obstáculos a la competencia en exigencias como "oferta máxima de tres habitaciones por vivienda y limitación a edificios de uso residencial".

 

Finalmente, en el caso de San Sebastián la normativa limita también las viviendas de uso turístico a las plantas bajas o primeras de los inmuebles salvo que tengan acceso independiente a la calle. Además, la normativa prohíbe nuevas viviendas turísticas en algunas zonas del centro de la ciudad.

Comentarios

Afectada 10/08/2018 15:01 #2
Vergonzosas estas viviendas. Los vecinos sufrimos las consecuencias y las comunidades que las sufrimos estamos HARTAS,
Y QUIEN.... 09/08/2018 18:23 #1
QUIEN VA MACAR LOS LIMITES A LA SUPERVIVENCIA EN FORMA DEPSISO TURISTICOS ECONOMIAS SUMERGIDAS CHAPUZAS TRAFICO DE TODO ETCET EN UNA CIUDAD DE MILES DE POBRES?.. ¿LOS PEPEROS PUTOS Y SUBNORMALES LADRONES Y CORRUPTOS CON SUS POLICIAS PAGADOS Y SICARIOS) ? SEGURO QUE NO

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: