Cómo usar una VPN para trabajar desde casa
Cyl dots mini

Cómo usar una VPN para trabajar desde casa

Nuevas tecnologías, redes sociales, internet, tablet, tableta, dispositivo

Las redes seguras virtuales se han convertido en la herramienta imprescindible para poder trabajar desde casa. 

La actual situación social nos ha cambiado todos nuestros hábitos, desde los sociales y familiares a los momentos de ocio y ese espacio dedicado al trabajo, en donde ya no vamos tanto tiempo a la oficina, sino que trabajamos desde casa o desde espacios habilitados exclusivamente para este fin, pero sin tener la denominación de oficina. Si somos de aquellos que trabajamos desde casa, entre otras muchas preguntas, surge una: vpn qué es. Lo explicaremos a lo largo de las siguientes líneas, pero ya avanzamos que las redes seguras virtuales se han convertido en la herramienta imprescindible para poder trabajar desde casa. 

 

Vayamos a la explicación sobre qué es una vpn y para qué nos puede ser de utilidad a la hora de desarrollar nuestro trabajo desde casa. Las vpn, especialmente en un ámbito de empresa, son indispensables a instalar en los ordenadores de todos los empleados. Una vpn responde a una red privada virtual, y que viene a ser una forma segura de transportar datos privados a través de redes desconocidas, una garantía para cualquier empresa, ya que todos sus empleados trabajan desde sus domicilios y porque que se puede acceder de forma segura a través de todas las formas de conexión y hardware. Digamos que es altamente recomendable cumplir con este requisito delteletrabajo, aunque ello no implica, dicho sea, también, que no se pueda desarrollar un trabajo sin una red privada virtual.  

 

Características de una VPN 

Una conexión a una red privada virtual comienza con un trabajador remoto que inicia sesión en un servidor corporativo de la empresa mediante una serie de credenciales (usuario y contraseña) suministradas por el departamento informático de la empresa y que luego confirma detalles basados en información de seguridad previamente intercambiada. Esta información puede ser en forma de contraseña, dirección IP o un certificado SSL. Esto no implica que tengamos que trabajar con un determinado programa operativo, ya que podemos continuar con Windows o con Mac.

 

En cualquiera de estos sistemas operativos, la conexión se hará de manera sencilla y rápida. La única elección debe hacerse sobre el modelo de vpn a utilizar, ya que en el mercado existe un gran catálogo de opciones. Y como en todos los sectores del mercado, hay vpn con un precio gratuito, pero tienes determinadas limitaciones a otras que son de pago y ofrecen muchos más recursos. La elección debe hacerse en función del nivel de seguridad que desea implementarse y de las necesidades que tengamos en cada trabajo, como sucede, por ejemplo, cuando se contrata un acceso a la red con un operador de telefonía.  

 

En definitiva, hacer uso de una VPN en el teletrabajo puede ser muy interesante. No obstante, pueden surgir problemas, aunque para ello siempre contaremos con los compañeros de informática.  Lo que sí está claro es que ganaremos en seguridad, máxime cuando los ataques informáticos a los servidores de las empresas están a la orden del día. Y con una vpn también tendremos la posibilidad de navegar de forma más segura, evitando los cortafuegos o revelando la identidad de nuestra IP. Y esto no es aplicable sólo al ámbito empresarial, sino también a aquellas personas que cuentan con su propio negocio.