Cómo planificarse para no tener problemas con los créditos de respuesta inmediata
Cyl dots mini

Cómo planificarse para no tener problemas con los créditos de respuesta inmediata

Los créditos de respuesta inmediata son un servicio de financiación urgente que se caracteriza por exigir altos tipos de interés. Por tanto, suele acudirse a ellos en momentos críticos tanto financieros como personales, así que es importante planificarse, para que llegado el caso de solicitar créditos online con respuesta inmediata, la devolución no se convierta en un quebradero de cabeza. En este artículo, damos algunos consejos para ellos.

 

Conoce tu situación financiera

 

Muchos consumidores confían en que si la entidad financiera concede el préstamo es porque estima que el cliente va a devolver el dinero. Sin embargo esto es un error. Por mucha información que demos a un prestamista, y precisamente los prestamistas de financiación urgente no se caracterizan por solicitar muchos datos, no habrá nadie que conozca tu situación como tú.

 

Antes de estudiar siquiera las opciones que te ofrece el mercado, debes analizar tus finanzas. Para ello, es importante que lo escribas, ya sea en un papel o en tu ordenador o tableta. Al escribirlo, te harás más consciente de la realidad de la situación.

 

Lo que tienes que hacer es anotar todos tus ingresos y gastos regulares. Respecto a los gastos, no te dejes nada. Si tienes una suscripción a un servicio de streaming que pagas cada mes, anótalo. Cuanto más exactas sean tus cuentas, mejor podrás estimar tu capacidad de pago.

 

El resultado de la resta ingresos menos gastos debería darte un montante positivo. Sin embargo, todavía deberías restar aquellos gastos que sin ser regulares son probables. Recuerda que quieres una imagen real de tus finanzas. A la última persona a la que querrás engañar es a ti mismo.

 

La cantidad que quede, es tu capacidad de ahorro y, con ella, deberás hacer frente al pago de devolución del préstamo cuando termine el plazo.

 

Recuerda que en la vida pueden surgir imprevistos. Si a esa cantidad le restas un porcentaje de improviso, estarás todavía más tranquilo.

 

Compara ofertas de prestamistas

 

Tras ese ejercicio sabes lo que puedes pagar cada mes. Ahora simplemente tienes que comparar las ofertas existentes en el mercado y ver si te las puedes permitir.

 

Si no te salen las cuentas, o te olvidas del préstamo o encuentras una solución para reducir gastos regulares.

 

Lo que nunca debes hacer es de momento pedir el préstamo y dejar para más adelante la solución de como devolverlo. La devolución debes tenerla garantizada, dentro de la medida de lo posible de lo que es la realidad, desde el primer momento.

 

Pedir el préstamo y empezar a ahorrar

 

Si tras hacer los cálculos estás seguro de que podrás efectuar la devolución del dinero, puedes seguir adelante. Los préstamos urgentes son un producto financiero regulado y seguro, siempre que los contrates con empresas fiables.

 

Desde el mismo momento que te concedan el préstamo debes empezar a apartar dinero para la devolución del mismo. Lo mejor es hacerlo a principios de mes, tras el cobro de la nómina. De este modo, te resultará más fácil autogestionarte después, con el dinero restante.

 

Recuerda que con el dinero no ocurren milagros positivos. Si tienes dudas, lo más probable es que no puedas ni debas arriesgarte a pedir este tipo de préstamos.