Cómo hacer frente a los imprevistos en casa de forma económica

Tener una casa y que sucedan imprevistos que nos supongan un coste extra es prácticamente irremediable.

La rotura de algún mueble, que se estropee algún electrodoméstico o, incluso, que alguna de nuestras piezas de decoración se quede obsoleta, nos puede suponer un coste extra en casa.

 

Electrodomésticos rotos, el imprevisto más caro

 

Uno de los imprevistos más frecuentes y que suele conllevar un mayor coste económico es un electrodoméstico estropeado. Esto se complica especialmente si se trata de uno de los que más uso diario tiene, como es el caso del frigorífico o la nevera.

 

En estos casos, la necesidad incipiente de repararlo o de comprar uno nuevo suele hacer que tomemos decisiones precipitadas sin tener en cuenta nuestras necesidades y, a nivel económico, cuál es la que nos va a suponer menor coste a largo plazo.

 

Si se trata de un electrodoméstico nuevo, la mayoría de las veces podremos solucionarlo llamando al servicio técnico de la marca en cuestión, o bien llamando a un profesional especializado en el electrodoméstico que se nos haya estropeado.

 

No obstante, muchas veces nos saldrá mucho mejor sustituir ese electrodoméstico estropeado por uno nuevo. Es el caso de las lavadoras, por ejemplo, que una vez se estropean suelen dar muchos problemas, por lo que dependiendo del tipo de rotura, puede ser conveniente deshacernos de ella y comprar otra.

 

Para que no se vaya de las manos el gasto, es importante consultar una guía de compra para lavadora secadora. En esta podremos comparar tanto las prestaciones de las diferentes lavadoras, como sus precios y funcionalidades.

 

Así podremos aprovechar la oportunidad y sustituir ese viejo electrodoméstico por uno más moderno y adaptado a nuestras necesidades y las de nuestra familia. Es, sin lugar a dudas, un cambio que supondrá un progreso en nuestra calidad de vida.

 

Cambiar el sofá de forma económica

 

Otro de los elementos que suele estropearse debido al uso es el sofá. Este suele ser muy utilizado por los miembros de la familia y llega un momento en el que deja de ser ese lugar cómodo y acogedor al que llegar para descansar después de un duro día de trabajo.

 

En este caso, cambiar el sofá y sustituirlo por uno nuevo es la mejor opción. Hacerlo no tiene por qué resultar caro, ya que en el mercado de sofás se pueden encontrar muchísima variedad de modelos y también de precios.

 

Lo importante antes de decidirte por un sofá u otro es tener en cuenta la decoración del hogar. Puedes aprovechar este cambio para dar una nueva imagen al salón, por ejemplo, sobre todo si hace mucho tiempo que permanece exactamente igual.

 

Para decorar una misma la casa solo hay que tener ciertas nociones en cuanto a combinaciones de colores, tejidos y estilos. Puedes consultar cómo aprender decoración de interiores en https://www.visitacasas.com, un portal especializado en información y cursos de decoración.

 

De esta forma lograrás sacar todo el partido a tu salón, hacer ese cambio que necesitas de sofá o de cualquier otro mueble y darle un aspecto renovado a tu casa. Y lo mejor, sin apenas gastar dinero, ya que conociendo bien cómo decorar te surgirán mil ideas para hacerlo de la manera más económica posible.

 

Soluciones para paredes estropeadas

 

Respecto a la decoración, otro de los cambios que es conveniente realizar de vez en cuando es el cambio de la decoración de las paredes. Esto puede hacer que se transforme por completo la imagen de tu vivienda sin apenas hacer grandes cambios ni grandes inversiones.

 

Además, son una buena inversión en el caso de que las paredes sufran algún desperfecto o quieras disimular algo que no te guste de ellas. Los cuadros decorativos modernos son una estupenda opción, al igual que los cuadros abstractos, que suelen encajar bien en cualquier tipo de ambiente.

 

Gracias a internet podrás comprar cuadros a buen precio de lo más originales, e incluso pintados por artistas contemporáneos sin dejarte una gran fortuna. De este modo puedes conseguir tener en casa una obra de arte a un módico precio.

 

Y lo mejor de todo es que puedes encontrar piezas diferentes, originales y, en muchos casos, únicas, de forma que la decoración de las paredes de tu vivienda no sea igual que la de otras casas, sino que tenga personalidad propia.

 

Igualmente, si las paredes están estropeadas y no tienes presupuesto para obras y grandes cambios, puedes apostar por empapelarlas. Esta es una solución que te permitirá darle un importante cambio a tus paredes y, por supuesto, disimular posibles desperfectos.

 

Detalles que marcan la diferencia

 

Otra de las cosas que suele estropearse con el uso es el cableado de la luz y las bombillas o lámparas. Si te decides a cambiarlas, puedes aprovechar para darle un toque renovado que cambiará mucho el aspecto de tu hogar.

 

Por ejemplo, para darle un aire diferente a tu casa puedes utilizar cables textiles decorativos. Puedes elegir entre cables decorativos de recubrimiento textil o cables textiles eléctricos de colores.

 

Este tipo de detalles es el que marca la diferencia y puede hacer que nuestro hogar tenga un aspecto diferente. Son perfectos para usar en la decoración de lámparas, o para colgar las bombillas de casa con cables que estéticamente queden mejor.

 

Otros detalles que suelen captar mucho la atención son las lámparas de pie o de sobremesa. Puedes encontrarlas a muy buen precio y sustituir incluso puntos de luz del techo por algunas de este tipo.

 

Además, estos modelos de lámparas si se estropean son más fáciles de cambiar. Por lo tanto, el resultado será un espacio con una iluminación diferente y, como te decíamos anteriormente, sin apenas una gran inversión.

 

En definitiva, como habrás podido comprobar es bastante fácil realizar cambios en tu hogar sin tener que invertir una gran cantidad de dinero. Teniendo en cuenta algunos de los trucos y consejos que te hemos dado, podrás reparar o disimular cualquier desperfecto en casa.