Cómo elegir la funeraria ideal en Salamanca

En el momento de perder a un ser querido, hay que atender algunos asuntos importantes como avisar a los familiares y contratar una funeraria.

Para esto último existen muy buenas opciones en Salamanca para contratar un servicio de calidad.

 

En los últimos años, las funerarias han modernizado sus servicios y tienen páginas web para atender a sus clientes. De ese modo algunos procedimientos se agilizan y el servicio es más eficiente.

 

El presupuesto

 

A través del sitio web, una funeraria en salamanca ofrece los detalles de sus servicios y la posibilidad de solicitar el presupuesto por esa vía. Para ello, se rellena un formulario online muy sencillo, con el nombre, el email y el número telefónico de la persona que solicita el presupuesto. Además, hay que indicar si se quiere inhumación o incineración y la ciudad en que se realizará el rito. El presupuesto detallado se recibe en el correo electrónico, para que el cliente lo analice y lo consulte con su familia.

 

En caso de que la familia apruebe el presupuesto, se activa un mecanismo que incluye la visita de un agente funerario. Esta persona es un profesional que tiene la experiencia suficiente para contestar todas las preguntas y asesorar a la familia de manera adecuada. En esos momentos tan difíciles, es frecuente que las personas no tengan la capacidad de pensar con claridad, es entonces que necesitan alguien que se ocupe de los trámites y dé un consejo oportuno.

 

Los tanatorios

 

Los tanatorios de salamanca ofrecen los servicios habituales en estos casos. Si se tienen peticiones especiales, se deben consultar para ver si son posibles. Por lo general, los familiares contratan el velatorio tradicional que consiste en una reunión en un local especializado, para que las personas presenten sus respetos a la familia. En Salamanca hay varias opciones:

 

  • Tanatorio San Carlos en Salamanca. Es considerado el principal tanatorio de la ciudad, debido a su servicio de primera calidad y sus amplias salas perfectamente acondicionadas. Además, es una edificación con una arquitectura muy atractiva.

  • Funeraria Virgen del Socorro. Se caracteriza por sus amplios espacios y un servicio de excelencia. Su personal está muy bien entrenado en el trato de deudos y son muy cercanos y empáticos.

  • Tanatorio crematorio municipal de Salamanca. Ofrece la ventaja de que funciona el tanatorio y el crematorio en la misma edificación y, además está al lado del Cementerio Municipal Virgen de la Salud.

  • Tanatorio de Béjar. También funciona como crematorio, se trata de una edificación moderna, con todos los servicios que se estilan en estos casos.

 

Los servicios

 

La principal elección que deben hacer los deudos es entre la inhumación y la incineración, pero siempre antes de eso hay que elegir cómo se van a despedir de su ser querido:

 

  • Velatorio. Se trata de un ritual en el que se expone el féretro. Dependiendo de la religión, esto puede ser con el ataúd cerrado o abierto. Puede incluir una misa, palabras de los familiares, algún homenaje, etcétera. Para ello, los tanatorios cuentan con el espacio adecuado, el mobiliario y los accesorios.

  • Traslados y repatriación. Si el fallecimiento se produjo fuera de Salamanca, se requiere un traslado. Se trata de la movilización por tierra o por aire del cuerpo en un ataúd especial para ello y en un vehículo acondicionado. Si el fallecimiento ocurrió fuera de España, entonces se trata de una repatriación y también requiere un servicio especial. Todo esto necesita de trámites administrativos y permisos que deben conseguirse.

  • Floristería. Es habitual la decoración del sitio con flores. Las coronas son el arreglo tradicional para los velatorios, los deudos las envían para expresar su pésame. Además de ello, sobre el ataúd se suele colocar un arreglo floral que suele tener forma de cruz. Además de eso, se colocan ramos de flores en el velatorio y en el cementerio también. Las mejores funerarias incluyen el servicio de floristería, opcional a los servicios principales, no solamente para los familiares sino para todos los asistentes.