¿Cómo donar tu cerebro para la ciencia en Salamanca?
Cyl dots mini

¿Cómo donar tu cerebro para la ciencia en Salamanca?

Operación donación de cerebro (Foto: Archivo Europa Press)

El órgano se conserva para la investigación y, en el caso de que el donante tuviese una patología del sistema nervioso, realizar un diagnóstico definitivo.

¿Cómo funciona la donación de cerebros? ¿para qué sirve? son preguntas que pueden surgir a la hora de tomar la decisión de donar o no. Y es que a difeencia de otros órganos que también se donan, no sirve para dar vida, sino para la investigación. El diagnóstico de determinadas enfermedades del cerebro solo puede realizarse post mortem, como descubrir el tipo de alzheimer que tiene una persona, y así avanzar.  El único Banco de Cerebros de Castilla y León está ubicado en Salamanca, en el Instituto de Neurociencias.

 

En este momento no existe un tratamiento eficaz para detener o curar la enfermedad de Alzheimer, otras demencias relacionadas con ella, ni otras enfermedades neurodegenerativas. Para investigar las causas y posibles tratamientos de estas enfermedades no basta con estudiar animales de experimentación o modelos de laboratorio. 

 

Lo que hoy se sabe de las enfermedades neurodegenerativas y otras enfermedades neurológicas que se producen a cualquier edad se debe principalmente al estudio de seres humanos que la han padecido. Esto ha sido posible porque esos pacientes han donado en vida su tejido para investigación. 

 

Según un estudio elaborado por la Alianza Española de Enfermedades Neurodegenarativas y la Universidad Complutense de Madrid (Febrero, 2016), el impacto económico y social que se produce en alrededor del 2,08% de la población española que padece una enfermedad neurodegenerativa (988.000 personas) provoca costes al afectado y en su familia de 23.354 euros de media al año. Asimismo, se estima que, en Europa, casi se duplique el número de personas con algún tipo de demencia en las próximas décadas, en conccreto, en el año 2010, unos 10 millones de eurpeos padecían este tipo de patología y se prevé que en el año 2050 haya casi 20 millones de europeos con esta enfermedad. 

 

¿Quién puede ser donanate de cerebro?

Todas las personas pueden ser donantes de tejido para investigación. En el caso del cerebro, es imprescindible disponer de tejido enfermo para estudiar los cambios que se producen en las células y las moléculas. Sin embargo, también es muy importante que los investigadores puedan comparar esos cambios con los que tienen lugar en cerebros sanos. La enfermedad de Alzheimer, y la mayoría de las enfermedades neurodegenerativas, afectan sobre todo a personas mayores, en las que el tejido cerebral ha acumulado ya alteraciones que en ocasiones se diferencian de las características de esas enfermedades solo por su menor intensidad. Cualquier estudio en tejido enfermo tiene que realizarse al mismo tiempo en tejido sano de "control" para que sus resultados sean válidos. Así pues, los pacientes, sus familiares, sus cuidadores y los investigadores pueden ser donantes. 

 

¿Cómo se lleva a cabo la donación?

El tejido donado se extrae poco después del fallecimiento del donante. El procedimiento de extracción es equivalente a una autopsia neuropatológica. Consiste en la apertura del cráneo, separación del cuero cabelludo y retirada cuidadosa del cerebro. Finalizada la extracción, el cráneo y el cuero cabelludo quedan en su posición normal, y la sutura de la piel, en la parte porstrioe de la cabeza, a penas visible. Todo el procedimiento es realizado por personal especializado, con total respeto al cadáver y al tejido. 

 

Tras la extracción, una parte del tejido se congela a muy baja temperatura y se archiva. Otra parte se procesa para su diagnóstico. Este diagnóstico neuropatológico será el diagnóstico definitivo del donante, que puede confirmar o no el diagnóstico previo del sujeto, y que será utilizado en el futuro como referencia para el uso del tejido de investigación. 

 

¿Qué beneficios pueden obtener los familiares con la donación?

Los familiares (o los representantes) recibirán un informe neuropatológico, trascurridos unos meses después de la autopsia, que incluirá el diagnóstico definitivo de la enfermedad que padecía el donante. Únicamente en casos excepcionales propios de la patología que padeciera el donante, no se podrá obtener tal diagnóstico definitivo debido al insuficiente conocimiento científico de la misma. Por otra parte, en cualquier momento podrán solicitar a la dirección científica del BTN-INCYL la realización de determinados estuidos técnicos con el tejido donado que, tras informe favorable del Comité Científico, puedan llevarse a cabo. 

 

¿Qué ocurrirá con el tejido y con los datos en el futuro?

El tejido nervioso donado, incluyendo el utilizado en el diagnóstico, quedará archivado indefinidamente bajo la custodia del BTN-INCYL, que velará por que sea empleado en la nvestigación de las enfermedades neurológicas de acuerdo con las exigencias científicas y éticas establecidas por este biobanco. 

 

Todos los datos personales utilizados en la donación, incluyendo los de familiares o representantes, se incorporarán a las bases de datos del BTN-YNCYL y se utilizarán con absoluta confidencialidad, de acuerdo con la legislación vigente en nuestro país sobre protección de datos personales, así como sobre el derecho a la rectificación y la cancelación de los mismos. Asimismo, las muestras de tejido obtenidas no contendrán ninguna información que permita elacionarlas con datos personales, de acuerdo con la legislación vigente.