¿Cómo criar a niños saludables y felices?

Familia

En el crecimiento y educación no hay recetas mágicas porque cada niño tiene una personalidad única y condiciones y estilos de vida diferentes.

En el crecimiento y educación no hay recetas mágicas porque cada niño tiene una personalidad única y condiciones y estilos de vida diferentes. No obstante, los expertos recomiendan ciertos consejos que pueden aplicarse de forma general en busca de una formación más integral, tanto en lo físico, psicológico y emocional.

 

En caso de dudas, siempre hay que buscar al médico y al terapeuta pediatra que ha hecho el seguimiento a la vida del pequeño desde su edad más temprana.  

 

Cuidado del niño desde los primeros años

La lactancia materna es una de las actividades más íntimas en la relación madre e hijo porque el pecho materno es una fuente de alimento saludable y el vínculo más directo entre la progenitora y el recién nacido. Sin embargo, hay un momento en el que la mujer debe regresar a sus actividades diarias de trabajo y debe dejar su leche en biberones para que el cuidador alimente al bebé. Para estos casos, lo mejor es tener sacaleches eléctrico, cómodo y fácil de utilizar.

 

Al terminar su baja de descanso por maternidad deben dejar al cuidado de su bebé a una persona de su máxima confianza como la abuela o a una niñera profesional y con experiencia, con vocación de servicio ya que protegerá al nuevo miembro de la familia. Esta persona debe tener conocimientos sobre Primeros Auxilios, nutrición infantil y haber cursado estudios de cuidado infantil.

 

Hay otras cualidades internas que no enseñan en la universidad como la responsabilidad, la higiene, ser ordenada, paciente, comunicativa, honesta y por supuesto empática con los niños.

 

Aprendizaje extraescolar

En la etapa inicial de aprendizaje del niño, hay actividades que pueden realizar los padres con sus hijos para fortalecer el vínculo amoroso entre la familia. Estos pueden ser talleres de estimulación infantil, yoga y psicomotricidad con ejercicios adecuados para el niño, los cuales solamente son cargados por sus padres ya que la instructora usa un muñeco para las demostraciones de los masajes.

 

Otras acciones que puede realizar el niño después de asistir por la mañana a la guardería son las actividades extraescolares que van a influir en su desarrollo social, deportivo y artístico como clases de baile, música, teatro y pintura. Hay una amplia opción de posibilidades para los pequeños de todas las edades, en http://www.buscaextraescolares.com/. Además de desarrollar sus lado curioso y cognitivo, estas actividades extraescolares fomentarán otras cualidades como una mayor sociabilidad y responsabilidad.

 

Coches eléctricos

Dentro de esta curiosidad, se entiende que el niño querrá cada vez descubrir y probar más cosas nuevas. Al desarrollar esa vertiente cognitiva, se puede fijar más en el mejor espejo posible que puedan encontrar, sus padres.

 

Los niños desean conducir sus propios coches como lo hacen sus padres. La próxima vez que vayan al parque pueden ir con la moto o un kart eléctrico más divertido y seguro para compartir momentos increíbles con la familia. Puedes ver coches electricos niños disponibles en varios modelos, fabricantes y colores para niños y niñas de todas las edades. Desde motos, tractores y triciclos eléctricos y con pedales, la diversión se encuentra sobre ruedas.

 

La edad mínima para utilizar este juguete eléctrico es entre 2 y 3 años. A la hora de buscar uno de estos coches, se debe verificar en la etiqueta que están homologados con la normativa de seguridad de la Comunidad Europea. Así como también comprobar la duración de la carga de la batería.

 

Para una mayor seguridad, se pueden buscar cascos de seguridad con coloridos motivos para enseñarles a los peques la importancia de la prevención.

 

Diversión en casa

Durante las vacaciones los niños pasan varias horas en casa, lo que se traduce en tardes enteras viendo contenidos frente a la tv o en sus dispositivos electrónicos, lo que es nocivo para su salud física y psicológica.

 

En caso de no poder salir de viaje por la rígida agenda laboral de los padres, se pueden planificar actividades de entretenimiento que no tengan que ver con los videojuegos o películas. Los juegos para hacer con niños en casa son una excelente opción para compartir con los padres, con sus amigos y para desarrollar sus habilidades de forma integral.

 

Estas pueden ser tareas tan simples como dibujar y pintar, practicar los juegos tradicionales, construir rompecabezas y puzzles, realizar construcciones de lego y buscar el tesoro. Además del sano esparcimiento, los peques entrenan su memoria, sus habilidades mentales y sociales, en caso de compartir con sus amigos. Así como desarrollar sus destrezas físicas al salir a correr y practicar fútbol o baloncesto. También se pueden organizar excursiones para entrar en contacto con la naturaleza.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: