Cómo ahorrar para las vacaciones de verano

Moneda de dos euros

El año va avanzando y quien más quien menos ya ha pensado alguna vez en sus queridas vacaciones estivales. Pero si eres de los que no puede hacer mucho por problemas presupuestarios, aquí tienes algunos consejos para ahorrar algo de dinero y poder hacer un viajecito:

 

1. Prívate de algunos caprichos

Debemos afrontar el ahorro como la oportunidad de mejorar algunos de nuestros hábitos. Por tanto, prueba a dejar de fumar y de beber o reduce el consumo de estos productos a la mitad. Verás que de aquí a julio habrás ahorrado una buena cantidad.

 

Otros caprichos en los que se puede ahorrar fácilmente son en la compra de complementos de ropa tanto de vestir como deportiva, compras de lotería, etc. Cuotas como la del gimnasio, en  principio te ayudan a llevar una vida más saludable, así que puedes mantenerla, pero si hace semanas que no te ven el pelo, también puede ser una opción.

 

2. Elimina el teléfono fijo y reduce la velocidad de internet

Si no trabajas desde casa, seguramente puedas sobrevivir sin el servicio de fibra óptica y volver al ADSL durante unos meses. De la misma manera, es probable que el teléfono fijo lleve días o incluso semanas sin que lo hayas tocado para nada. Al fin y al cabo hoy en día todo el mundo llama a los móviles. Así que a no ser que utilices suficientemente estos servicios, plantéate recortar gastos por ahí.

 

3. Reduce lo que pagas de intereses

Si usas la tarjeta de crédito, puede que sea mejor que te acostumbres a usar la de débito durante estos meses, y evitarás algunos intereses a lo largo del mes. Además, si tienes préstamos de consumo y préstamos personales, te puede interesar informarte sobre la reunificación de deudas, ya que te permitirá pagar una cantidad menor cada mes y, por tanto, ahorrar esa cuantía.

 

4. Haz una compra eficiente

La compra es uno de los principales gastos de cualquier familia. Para hacer una compra más eficiente y racional puedes tratar de hacer lo siguiente:

  • Haz la compra diaria, cuantas más cosas hay en el carro (compra semanal o mensual) más fácil es concedernos añadir algo que realmente no necesitamos.
  • En lo que se refiere a frescos, compra productos de temporada, que serán más baratos.
  • Ve con una lista de la compra y cíñete a ella.
  • Reduce el gasto en aperitivos, snacks y alcohol.
  • Prueba las marcas blancas del supermercado en vez de las primeras marcas.
  • No compres alimentos precocinados.

 

5. Una hucha

Las huchas parecen una tontería, pero si empiezas a meter en ella una moneda de 2 euros al día partir de ahora, de aquí a julio tendrás cerca de 200 euros.

 

6. Vende lo que no uses

Si tienes cosas que no utilizas y que se podrían revender, como máquinas de hacer ejercicio, algún producto electrónico, ropa de fiesta con poco uso, etc; puedes aprovecharte de los portales de venta de segunda mano y sacar un pequeño extra que por supuesto debe acabar en tu hucha.

 

Si sigues estos consejos, de aquí a tres meses puedes haber ahorrado suficiente, como para poder hacer un viaje sin que tu presupuesto de los meses de verano se ponga a temblar.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: