Comienzan las obras para eliminar las humedades y facilitar la accesibilidad del Convento de Santa Clara

El objetivo de la obra es doble: eliminar los problemas de humedades en los muros exteriores de la iglesia del Monasterio y las barreras de accesibilidad con las instalación de una rampa de entrada al Museo.

El Convento de Santa Clara de Salamanca mejorará su accesibilidad y solucionará sus problemas de humedades gracias a una inversión de 47.000 euros de la Junta de Castilla y León. Las obras, a iniciativa de la Delegación Territorial, comenzaron este 3 de junio y tienen una duración estimada de seis semanas.

 

La intervención en el Convento de Santa Clara se incluye dentro del programa de conservación y mejora de monumentos que lleva a cabo la Consejería de Cultura y Turismo.

 

El objetivo de la obra es doble, por una parte, eliminar los problemas de humedades en los muros exteriores de la iglesia del Monasterio y, por otra, eliminar las barreras de accesibilidad con las instalación de una rampa de entrada al Museo.

 

Las obras, proyectadas y dirigidas por técnicos del Servicio Territorial de Cultura, han sido adjudicadas a la empresa local Carlos Riesco, S.L y tienen un presupuesto 47.000 euros.

 

El Convento de Santa Clara data del siglo XIII, aunque fue destruido por un incendio en el siglo XV y tuvo que ser reconstruido posteriormente. Además, en el siglo XVIII volvió a ser modificado, por lo que apenas quedan elementos del edificio original. Los elementos más destacados de su interior son el retablo mayor de la iglesia, de estilo barroco, el órgano del siglo XVIII, el artesonado mudéjar del claustro, las pinturas en las paredes y un Cristo de madera del siglo XV.

 

El Convento es de clausura, por lo que no se puede visitar, aunque sí está abierto al público el Museo del Convento, que comprende el claustro, los coros bajo y alto y el mirador.