Comienza la instalación de las casetas: 27 menos que hace dos años y desaparecen de cinco zonas

La instalación de las casetas de cara al día 6 de septiembre marca el arranque de la Feria de Día, que en dos ediciones ha reducido su volumen y que desaparece de algunos lugares.

Las 71 casetas que formarán la Feria de Día de las Ferias y Fiestas de Salamanca 2017 están empezando a poblar las ubicaciones previstas en las que deberán estar listas a partir del día 6, jornada de apertura, y hasta el día 17 de septiembre, sin contar los días para desmontar. Este año hay doce menos y se han suprimido algunas localizaciones siguiendo con la política de reducción iniciada el año pasado tras comprobar que la aceptación de la feria había tocado techo y que la mayor cantidad de establecimientos no había hecho mejorar el evento. Toda la información sobre este año se puede consultar en este LINK.

 

Este año no habrá casetas en las zonas Agustinas, plaza de San Román y los Dominicos, presentes en ediciones anteriores. Además, en la zona de Colón se han eliminado dos casetas y se han reubicado el resto; este año no irán en el interior de la plaza, que acaba de ser reformada, pero todavía está por ver dónde se colocan. Estas supresiones se suman a la eliminación de las de San Boal, Carmelitas y Salesas en año pasado. En total, seis zonas eliminadas y 27 casetas menos en dos años.

 

Las casetas estarán pìntadas de un mismo color en las zonas del casco histórico para reducir su impacto sobre la imagen. Además, los participantes tendrán que guardar algunas normas con las que se quiere ser particularmente estricto para evitar la deriva que durante años tomó el evento hacia una menor calidad y falta de respeto a las exigencias que había generado rechazo entre detractores e incluso entre usuarios. El horario de las casetas será de 12:00 a 00.30 horas, excepto vísperas de festivos y festivos que será de 12:00 a la una de la mañana; en el caso de la música el horario establecido es de 12,00 a 14,00 y de 19,00 a 00,00 todos los días para garantizar el descanso de los vecinos.

 

Además, los titulares de las casetas han sido asesorados a la hora de elaborar sus pinchos, habrá importantes controles sanitarios y se limitará a cinco, más uno de cuchara a mediodía, el número máximo de pinchos por caseta para evitar que se conviertan en bares improvisados.

Noticias relacionadas