Comienza la construcción del muro de 14 metros de alto para salvar el Hospital del río Tormes
Cyl dots mini

Comienza la construcción del muro de 14 metros de alto para salvar el Hospital del río Tormes

Comienza la instalación de las placas prefabricadas del muro que separará la nueva calle de entrada al Hospital del cauce del río Tormes.

Instalación de la primera placa prefabricada del muro del vial de acceso. Foto: F. Oliva

Las obras del Hospital avanzan hacia una próxima finalización, y pendientes de una infraestructura vital: sus accesos. La apertura del nuevo y esperado centro hospitalario depende de dos obras, la nueva calle que construye el Ayuntamiento de Salamanca y la plataforma que la unirá a las puertas del hospital, que ejecuta la Junta. Ambas están en marcha y esta semana tienen una importante novedad: la aparición del muro de 14 metros que pondrá a salvo el vial y el edificio de una posible invasión del río Tormes. Todo aparentemente en plazos para poder abrir el Hospital en el segundo semestre de 2020.

 

Hace unos meses, en julio, TRIBUNA constataba los avances de la obra del vial, la nueva calle de unos 600 metros que está construyendo el consistorio y que será el acceso al nuevo Hospital. Ya entonces se apreciaba el inicio de la construcción del nuevo colector y estaba a la espera de un momento clave: poner en pie el muro de separación del río.

 

Este jueves por la mañana, como se aprecia en la fotografía, una grúa estaba colocando la primera pieza del muro de hormigón de hasta 14 metros de altura para poner a salvo el vial del río Tormes, ya que discurre por una zona muy próxima al río. El muro, a base de placas de hormigón prefabricado, tendrá 571 metros de longitud y se podrá ver a lo largo de casi todo el vial, que tiene unos 600 metros. Tendrá tres metros de alto en algunas zonas, pero crecerá hasta los 14 metros de altura en su punto más elevado. Su instalación fue obligada tras informar la CHD que parte del vial de acceso estaba en dominio público inundable.

 

Los primeros tramos de muro deberían haber empezado a instalarse en el cuarto mes de plazo según el cronograma de la obra, que se cumpían en julio. Entre los posibles motivos, el hecho de que los muros son prefabricados y después colocados en su lugar, y según explicó el consistorio en verano, actualmente se encuentran en proceso de fabricación. Una vez han sido proporcionados ha podido comenzar su instalación, que está previsto se prolongue durante unos tres meses.

 

Está prevista su posible puesta en servicio en el mes noveno del cronograma de obras: es decir, a comienzos del mes de diciembre de 2019. Esto permitiría el acceso al hospital por la parte final de esta nueva calle, en el lado de doctor Ramos del Manzano, pero no antes de finales de este año. Su fecha tope de finalización, 12 meses desde el inicio de obras en marzo de 2019. Así que parece que hay margen suficiente para cumplir.

 

 

Imprescindible terminar los accesos

 

Todo apunta a que las dos obras que afectan a los accesos, en vial y la plataforma, sin los que el hospital no se puede abrir a los usuarios, van a estar listas antes del primer semestre de 2020. En concreto, a partir del mes de mayo. Las obras de la nueva calle que hace el Ayuntamiento marchan a buen ritmo y este octubre han empezado las de la plataforma que hace la Junta. La cuantía prevista: 3.995.131,10 euros. Plazos: 6 meses de obra a partir de octubre, con lo que nos vamos al mes de abril.

 

Las obras tienen necesariamente que ir acompasadas con la construcción del Vial de Acceso que ejecuta el Ayuntamiento, y así está siendo según fuentes municipales, lo que apunta a que serán terminados en las mismas fechas. Según el calendario de ejecución de la nueva calle, que ejecuta el ayuntamiento, esto es posible.