Comercio, Servicios, Hostelería e Industria, sectores que más recurren a Iberaval para financiarse en esta crisis

La sociedad de garantía aprueba 1.238 operaciones por importe de 108,9 millones de euros entre el 16 de marzo y el 24 de abril y multiplica por cuatro su actividad financiadora

Comercio, Servicios, Hostelería e Industria son los sectores que más han recurrido a Iberaval para financiarse desde el establecimiento del estado de alarma como consecuencia de la pandemia del COVID-19. La sociedad de garantía (SGR) de Castilla y León ha aprobado un total de 1.238 operaciones por un importe global de 108,9 millones de euros entre los días 16 de marzo y el 24 de abril.

             

Durante este periodo, el Comercio ha supuesto el 27 por ciento de los expedientes aprobados, mientras que los Servicios han representado el 21 por ciento del total de solicitudes que han tenido el visto bueno de la SGR.

 

El sector de la Hostelería y el Turismo, por un lado, y el de la Industria, también han tenido un porcentaje elevado en el conjunto de operaciones aprobadas, concretamente el 19 por ciento, en ambos casos.

           

Con las cifras acumuladas (esas más de 1.200 operaciones por casi 109 millones de euros), Iberaval casi multiplica por cuatro su actividad financiadora en las primeras semanas del estado de alarma decretado por el COVID-19, y duplica lo aprobado hace ahora un año, en esas mismas seis semanas de 2019, cuando se impulsaron 312 operaciones por 50,6 millones de euros. En este periodo, Iberaval ha denegado el 3,6 por ciento del total registrado.

 

La línea de preconcedidos puesta en marcha por la sociedad de garantía (SGR) al inicio de esta crisis derivada de la situación sanitaria provocada por el coronavirus es, durante este tiempo, la que mayor demanda tiene entre los socios de Iberaval.

 

En cuanto al destino de los préstamos aprobados, el 76 por ciento se refiere a iniciativas en las que los solicitantes han demandado liquidez, mientras que el resto (24 por ciento) han sido inversión u otras líneas de avales.

 

El presidente de Iberaval, César Pontvianne, ha destacado el compromiso de Iberaval con el conjunto de sectores productivos. En ese sentido, ha remarcado que “esta crisis económica está demostrando nuestra utilidad, que se ha traducido en que todos los proyectos con viabilidad hayan recibido nuestro apoyo a través de financiación”.

 

En otro orden de cosas, Pontvianne ha valorado positivamente el anuncio hecho el pasado viernes, por parte del presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, de que su Gobierno triplicará los fondos autonómicos dirigidos a facilitar liquidez a las pymes, autónomos y emprendedores.

 

Entre las soluciones planteadas por Fernández Mañueco en su comparecencia ante la Cámara Legislativa autonómica se sitúan ayudas directas vinculadas al mantenimiento de la actividad, que beneficiarán a más de 30.000 autónomos con ingresos reducidos; o un fondo de recuperación de empresas, junto con el Fondo Europeo de Inversiones (FEI).

 

A juicio del presidente de Iberaval, César Pontvianne, esta batería de medidas, avanzada en la sesión parlamentaria en la que se convalidó el decreto ley 2/2020, de 16 de abril, de medidas urgentes y extraordinarias para la protección de las personas y las empresas de Castilla y León frente al impacto económico y social del COVID-19, “va a dar aliento a miles de empresarios y familias preocupados por su futuro, a corto y medio plazo”.

 

Pontvianne ha aplaudido el compromiso expreso del presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, para sacar adelante esta partida excepcional, lo que, a su entender, también reconoce el relevante papel que juega la sociedad de garantía de Castilla y León, que, junto al Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE) de Castilla y León, está aportando soluciones financieras de urgencia para ayudar a empresas, autónomos y emprendedores.

 

En este contexto, Pontvianne ha recomendado a los pequeños negocios acudir a las fuentes de financiación existentes, entre las que se encuentra Iberaval, dado que se puede acceder al crédito en unas condiciones favorables, con vistas a afrontar un futuro aún incierto. La obtención de liquidez y la opción de contar con periodos más amplios para amortizar los préstamos puede salvar a muchas empresas, muchos empleos y numerosos proyectos vitales”, ha asegurado el presidente de Iberaval.

 

Iberaval colabora con la Junta de Castilla y León, a través del Instituto para la Competitividad Empresarial, para hacer frente a la crisis derivada del COVID-19, a partir de líneas financieras enfocadas a la inyección de liquidez a las pymes, la transformación digital de las empresas, o el anticipo de subvenciones a la internacionalización, en este caso con el respaldo de la aseguradora Reale.

 

Por otra parte, Iberaval, que es la SGR con mayor actividad de España en 2018 y 2019, tiene el respaldo de la Compañía Española de Reafianzamiento (CERSA), dependiente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, que ha dispuesto una línea de apoyo, dotada con 60 millones de euros, que aportará a todas las sociedades de garantía de España una cobertura especial, del 75 por ciento, a las operaciones de garantía para la financiación de pymes, a plazos iguales o superiores a dos años.