Colegios, doble fila, velocidad y atropellos: las eternas asignaturas pendientes de Salamanca en seguridad vial

Imágenes de algunos vehículos en doble fila en el Colegio de San José. A. MINGUEZA

El Ayuntamiento de Salamanca no logra atajar los principales problemas de la circulación en la capital, pero tampoco lo intenta: retrasa reiteradamente todos los planes que anuncia.

El caso de los caminos escolares seguros es paradigmático a la hora de entender qué ocurre con la gestión municipal de la seguridad vial. Salamanca podía haber sido pionera en esta medida cuando el centro de estudios que tiene la DGT en la ciudad impulsó la creación de los primeros itinerarios seguros para acceder a los colegios. En noviembre de 2013, se llegaba a un acuerdo para que la Policía Local participara en la elaboración y diseño de caminos escolares seguros en la ciudad con el Centro Superior de Educación Vial de Salamanca. Sin embargo, nada se hizo y hasta ahora el Ayuntamiento ha optado por la permisividad total en lugar de la regulación. Y así ha seguido.

 

A pesar de las constantes promesas y de los acuerdos de pleno, nada se hace. El último data de octubre de 2016, pero ya se ha perdido todo el curso pasado y, probablemente, con este ocurrirá lo mismo. Y lo mismo se puede decir del pacto por la seguridad vial, anunciado hace casi un año y del que nada se ha vuelto a saber. De hecho, incluso el equipo de Gobierno se atreve a echar la culpa a los grupos de la oposición por no haberle hecho llegar propuestas a un plan que el PP anunció como iniciativa propia.

 

Mientras tanto, hay cosas que no mejoran. Son los problemas de siempre de la circulación y la seguridad vial en Salamanca. La doble fila escolar, la falta de itinerarios escolares seguros, la velocidad a la que se circula y los atropellos son las asignaturas pendientes de siempre, a los que se suman la nula inclusión de la bicicleta o el incumplimiento constante del plan de movilidad sostenible.

 

Sobre los atropellos, los datos oficiosos del Ayuntamiento dicen que durante 2017 hubo menos de cien en la capital, cuando la media anual es de 120. Ha habido incluso alguna voz optimista al respecto, cuando lo único positivo sería que no se produjeran. Desgraciadamente, el inicio de 2018, con varios incidentes y el primer muerto por atropello, así lo confirma. Se echa en falta un análisis real de la situación y probar medidas en todas las líneas: desde multas a los peatones que crucen mal (como han hecho otras ciudades) a la mejora de los pasos de cebra, con modelos elevados, más iluminación, barreras que eviten saltar a la calzada por donde no se debe...

 

Parte de la solución debe ser reducir la velocidad de circulación. Ha llamado mucho la atención cómo un Policía Local calibra un radar en el paseo de San Vicente, algo que se ha explicado como una respuesta a las críticas por la alta velocidad de circulación. Este es un punto crítico de la alta velocidad de circulación, pero está generalizada: se puede comprobar en las vías con más carriles y en avenidas donde se ha convertido en un problema de convivencia. Generalizar el límite de 30 km/hora, más guías sonoras y 'guardias tumbados' para reducir la velocidad o los propios pasos de peatones elevados ayudarían. La velocidad de circulación está detrás de muchos accidentes y atropellos.

 

Otro de los problemas que no se ataja es la doble fila escolar. Determinados colegios son una 'verbena' de luces de intermitencia a la hora de dejar y recoger a alumnos. El paseo de Canalejas, una avenida clave en la circulación, es la que más lo sufre. Pero es una práctica generalizada allí donde hay un centro educativo. Casi ninguno cuenta con aparcamientos cercanos que disuadan de llegar con el coche 'a la puerta'. Los itinerarios escolares seguros también contribuirían a erradicar esta práctica.

Comentarios

Un vecino 02/02/2018 11:54 #9
Academia ingles en peña de Francia, una via rápida, entorno a las18 horas aparcan en doble fila ocupando el tramo C/Tejares Avd Villamayor Esto es un peligro dada la intensidad de trafico que circula por dicha via Avisada policía local en varias ocasiones y estos no se molestan en acudir a solucionar el problema ,desconozco el motivo pero como ciudadano me parecen un servicio incompetente
paseante diario 02/02/2018 09:05 #8
La calle Jesus Arambarri sigue siendo muy peligrosa en la que se comete todo tipo de infracciones. Rotondas peligrosas, excesos de velocidad, semaforos...
amichi 02/02/2018 07:32 #7
Esta asignatura "pendiente" tiene facil solucion,multacar para arriba y multacar para abajo,claro esto tiene un problema,y es que al los dos dias,saldran las "mamas" y pondran el grito en el cielo,porque nos las dejan traer a sus "niños" al colegio.Conclusion,si la policia denuncia,es afan recaudatorio,pero si no denuncia,es que no cumplen con su trabajo.Mientras tanto,el que da las ordenes de no actuar,tan tranquilo en su despacho,no siendo que la gente se rebote y lo les vote.Puta verguenza
amichi 02/02/2018 07:32 #6
Esta asignatura "pendiente" tiene facil solucion,multacar para arriba y multacar para abajo,claro esto tiene un problema,y es que al los dos dias,saldran las "mamas" y pondran el grito en el cielo,porque nos las dejan traer a sus "niños" al colegio.Conclusion,si la policia denuncia,es afan recaudatorio,pero si no denuncia,es que no cumplen con su trabajo.Mientras tanto,el que da las ordenes de no actuar,tan tranquilo en su despacho,no siendo que la gente se rebote y lo les vote.Puta verguenza
pagamos colegios 02/02/2018 00:30 #5
Porque será que este problema es más pronunciado en los colegios donde hay que pagar por la educación de los niños. El dinero no da educación ni conocimientos. La policía local no pasa por los maristas, no pasa por los salesianos, salesianas, maestro ávila, etc , pero a los públicos si que mandan al multacar.
Uno de la Calle P. Diaz Caneja 01/02/2018 19:36 #4
Todos los dias a las horas de entrada y salida del Colegio A. Machado los vecinos sufrimos los aparcamientos delante de nuestros garajes, todos tenemos y pagamos la placa de prohibido aparcar, si tenemos que sacar nuestros coches, ya podemos darnos prisa para que una hora antes de la entrada o salida de los alumnos, sacar el coche, si no lo tienes crudo, y el problema mayoritario en las tertulias que forman madres y padres a la puerta del Centro olvidandose que tienen el su coche interrumpiendo la via publica y nuestros garajes
Avile 01/02/2018 19:30 #3
Colegios: Paseo Canalejas, encima de las aceras (incluso atravesados), ocupando un carril, para mi son padres que le están enseñando una "educación vial" muy positiva a sus hijos. Conducir "como Pedro por su casa": desde Av. Mirat pasan a c/ Toro y pasan a c/ Corrales de Monroy. Otra mas: desde inicio c/ Gran Via, pasan a c/ Azafranal hasta Pl. Santa Eulalia y ya continua por donde considere mas corto su itinerario. Para mi son conductores "incivicos".
Jose M. 01/02/2018 13:42 #2
Es un problema de educación y velocidad. La velocidad en la ciudad es excesiva para las calles que hay, los limites no se respetan, se aparca donde viene bien al conductor y da lo mismo que seas carga y descarga como ciudadanos, el peatón pasa por donde y cuando le da la gana. Dicho esto: ¿cuantos policías locales en Salamanca hace trafico?, muchos recordaran que siempre existía un policía en la Puerta de Zamora, en la Plaza de España, en la Plaza Mayor y en sitios conflictivos, ahora no se les ve, no se si están de paisano de guardaespaldas o en el cuartel o donde se meten pero no se les ve, si acaso en coche y a toda prisa y mirando hacia otro lado.
PARA TODOS IGUAL... 01/02/2018 09:48 #1
La doble fila de repartos y la doble fila de aparcamientos se resuelve regalando una tarjeta de aparcamiento como la que regalan a los periodistas para aparcar en zona azul o cualquier sitio... no creo que estén haciendo labores de periodistas a todas horas; como también tienen hijos, llegan, dejan el coche tan ricamente y a dejar a los chavales o lo que sea. Los que estamos todo el día con el volante sí que trabajamos a todas horas. El tema de la circulación hay que resolverlo, sí, pero en vez de dar la matraca sólo con este asunto de la doble fila, dadla también con las tarjetas para aparcar "by the face" que os dan a los periodistas y el abuso de las tarjetas de aparcamiento para discapacitados (por supuesto, respetando al que de verdad la necesita). Venga, a predicar con el ejemplo.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: