COAG y UPA piden una mayor implicación de las cooperativas para avanzar en la comercialización

El objetivo es concentrar la oferta e integrar las actividades productivas y comercializadoras
La `ALIANZA POR LA UNIDAD DEL CAMPO´ que conforman las organizaciones UPA y COAG consideran que las cooperativas deben implicarse al máximo con el proyecto iniciado el pasado año para la concentración de la oferta de leche, como paso ineludible para garantizar una base duradera para el sector. Recordemos que esta iniciativa, apoyada por la Consejería de Agricultura y Ganadería, convirtió a Castilla y León en referente no solo a nivel nacional, sino también europeo, en lo que a concentración de oferta e integración de actividades productivas y comercializadoras se refiere.

La iniciativa puesta en marcha en primavera de 2011 resultó especialmente significativa de cara a reorganizar las estructuras comerciales de la gran mayoría de ganaderos de ovino de leche que se encuentran dentro de las cooperativas, sentando las bases para fortalecer el papel del ganadero en las negociaciones con las industrias lácteas y así arrancar mejores condiciones para los productores de ovino de nuestra comunidad autónoma.

Sin embargo, un año después de su puesta en marcha por un grupo limitado de entidades, se echa en falta un mayor compromiso del resto de cooperativas con el proyecto, siendo muy escasos los movimientos que se han producido para sumar al grupo inicial o para crear otros grupos con idénticos objetivos.

A través de una apuesta decidida por el proyecto iniciado, más allá de las bonitas declaraciones, con hechos se avanzará en uno de los principales objetivos de las cooperativas, como es el de unificar la máxima fuerza posible de los ganaderos para no doblegarse ante la presión de la industria, mejorar los precios y optimizar los recursos comunes, y por lo tanto buscar la rentabilidad de todas y cada una de las explotaciones de ovino de Castilla y León.