Clemente anuncia un proyecto piloto para que agricultores e industrias puedan ajustar oferta y demanda por Internet

Recaba los datos climáticos que recogen 53 estaciones automáticas situadas en las zonas regables de la Comunidad, sobre las necesidades de agua de los cultivos
La consejera de Agricultura y Ganadería de Castilla y León, Silvia Clemente, ha anunciado hoy la puesta en marcha de un proyecto piloto, a través de la web 'Inforiego', con el fin de que los agricultores e industrias de la Comunidad puedan lograr a través de Internet un mayor "acoplamiento" entre la oferta de productos que realizan los primeros y las demandas o necesidades de las transformadoras.

Clemente, que ha visitado en San Miguel del Pino las actuaciones que en materia de modernización de regadíos se realizan en el Canal de Tordesillas, ha explicado, en declaraciones recogidas por Europa Press, que a través del portal web 'Inforiego', los agricultores conocerán en cada momento los cultivos demandados por la industria de transformación y, a su vez, las empresas agroalimentarias tendrán información sobre las posibilidades y disponibilidades de producción en las diferentes zonas de la Comunidad en función de las épocas.

En la actualidad, el servicio 'Inforiego', cuyas aplicaciones prevé aumentar la Consejería de Agricultura, facilita ya a los cultivadores información, recabada de los datos climáticos que recogen 53 estaciones automáticas situadas en las zonas regables de la Comunidad, sobre las necesidades de agua de los cultivos de la Región.

La nueva aplicación, tal y como ha apuntado hoy la titular del ramo, se aplicará en una primera fase en las zonas donde se han realizado obras de mejora de los regadíos y posteriormente se irá extendiendo al resto de Castilla y León.

Precisamente, Clemente ha visitado esta tarde las actuaciones que en esta materia se realizan en zona regable del Canal de Tordesillas, en la que el Gobierno regional ha invertido 5,3 millones de euros para modernizar 2.069 hectáreas. La inversión realizada en dicho canal, que data de 1923 y cuyas aguas discurren por 28 kilómetros, beneficiará a los 464 agricultores del entorno y las 107 industrias agroalimentarias que se ubican en la zona.

Las obras realizadas, con un coste de 19.902.641 euros, han sido financiadas en un 20% por la Consejería de Agricultura y Ganadería, con fondos propios de la Comunidad Autónoma, un 19% por Seiasa, a través de fondos procedentes de la Unión Europea, y un 61% por la Comunidad de Regantes.

La modernización del regadío permitirá diversificar las producciones cultivadas, incrementar la productividad de las explotaciones y adaptar los cultivos a las necesidades del mercado.

Igual que autopistas y el AVE
Desde el Gobierno regional se está trabajando en los últimos años en modernizar las 28.000 hectáreas de la provincia de Valladolid que riegan mediante aguas superficiales. En concreto, en la pasada legislatura, la Consejería de Agricultura y Ganadería ha modernizado una tercera parte de esta superficie con una inversión cercana a los 32'4 millones de euros.

En este sentido, la consejera ha justificado el "enorme esfuerzo inversor" en la materia en la importancia que la mejora de los regadíos supone en términos de rentabilidad de las producciones.

Así, ha asegurado que la modernización de los regadíos es al campo lo que "las autopistas y el tren de alta velocidad a las comunicaciones", en referencia a que gracias a ello se abaratan en un 50 por ciento los costes por el uso del agua, pasando de 600 a 300 euros de media por hectárea; se reduce en un 40 por ciento la cantidad de agua para el riego, al igual que los fertilizantes.

Acuífero de los arenales
La provincia de Valladolid ocupa la segunda plaza en Castilla y León, tras la de Burgos, en superficie agraria, con más de 578.000 hectáreas, y en ella, además de los regadíos de aguas superficiales, se riegan más de 55.000 hectáreas con aguas subterráneas procedentes del acuífero de Los Arenales.

Al respecto, la Consejería de Agricultura ha venido demandando, de manera reiterada, a la Confederación Hidrográfica del Duero, y en particular en las alegaciones que se han realizado al borrador del Plan Hidrológico de la Demarcación del Duero, actualmente en tramitación, la puesta en marcha de soluciones para atender los regadíos que se abastecen de recursos subterráneos como los que dependen del acuífero Los Arenales de Valladolid, "donde ahora mismo resulta muy costoso tomar agua para el riego y, además, se plantean problemas de sobreexplotación", ha concluido Clemente.