Clemente anuncia 47 millones para 17.500 hectĂĄreas de regadĂ­o

Responsabilidad del Ministerio. La consejera de Agricultura y GanaderĂ­a indica que no iniciarĂĄn las obras en La ArmuĂąa ni el Centro de Payuelos porque ĂŠste no comenzĂł los tramos de su competencia

ical
La consejera de Agricultura de la Junta, Silvia Clemente, explicó ayer que “el principal desafío que actualmente afronta” la empresa agraria es el “acceso a financiación” y anunció que en 2011 intensificarán las líneas de incentivos empresariales reembolsables, tanto para capital circulante como para inversiones, que “tanto éxito han tenido este año”. Así, precisó que pasarán de 40 millones de euros este ejercicio a 65 millones en 2011, con un aumento del 62,5%.

En este sentido, concretó que este año recibieron 107 solicitudes, y el éxito de la línea “está probado” al haberse agotado la asignación presupuestaria prevista.

Silvia Clemente, que compareciĂł en la ComisiĂłn de Hacienda de las Cortes para presentar las cuentas de su departamento para 2011, tambiĂŠn remarcĂł que incorporarĂĄn mĂĄs financiaciĂłn a la participaciĂłn en empresas, especialmente innovadoras, con la posibilidad de convertirse en actuaciones reembolsables tipo prĂŠstamos participativos, por ejemplo. Esta lĂ­nea pasarĂĄ de 1,2 millones a 11,2, diez millones mĂĄs, es decir, casi se multiplicarĂĄ por diez.

Clemente defendió también que “garantizarán” la refinanciación de la deuda del sector ganadero, para lo que se consignarán algo más de seis millones de euros para el pago de intereses por el aplazamiento, para que puedan mantener este año y el que viene una financiación de 98 millones de euros en sus cuentas de explotación.

AdemĂĄs, Silvia Clemente asumiĂł que las cuentas de su departamento estarĂĄn condicionadas por la situaciĂłn de crisis general y por el recorte de los fondos ministeriales del 41 por ciento, con una bajada del 17,3% para agricultura, del 21,7% para ganaderĂ­a y un 49,4% para alimentaciĂłn. AsĂ­, la ConsejerĂ­a contarĂĄ en su conjunto con 596,18 millones de euros en 2011, con un descenso del 7,99%.

De nuevo, sin La ArmuĂąa
Por su parte, Silvia Clemente anunciĂł que su departamento destinarĂĄ a infraestructuras agrarias 89,11 millones de euros, con un importante impulso a la modernizaciĂłn de regadĂ­os, materia que absorberĂĄ 47 millones de euros para actuar sobre 17.500 hectĂĄreas. Clemente precisĂł que su departamento trabajarĂĄ en los sectores III y VI del PĂĄramo Bajo; en los III y IX del Canal del PĂĄramo, en los III y IV del Canal de oro-Zamora, en el sector A de la Cabecera del rĂ­o Riaza.

Por otro lado, la consejera de Agricultura de la Junta, Silvia Clemente, rechazó la convocatoria de movilizaciones de Asaja el próximo día 9 de noviembre frente a las Cortes, y aseguró que la organización “se ha equivocado de puerta”, ya que debería concentrarse frente al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino. “No es coherente plantear una manifestación”, dijo la consejera, quien explicó que mantendrá un encuentro con las organizaciones el próximo 3 de noviembre.

IncorporaciĂłn de jĂłvenes
La consejera se detuvo en la polĂ­tica inversora y asegurĂł que el aĂąo que viene dedicarĂĄn 90 millones de euros a incentivos a inversiones en explotaciones agrarias y a industria alimentaria. Las inversiones en industria agroalimentaria tendrĂĄn una dotaciĂłn de 49,9 millones, un 1,28 por ciento mĂĄs.

Para explotaciones agrarias se desviarĂĄn 40 millones, con el objetivo de mantener el nivel de incorporaciones de jĂłvenes al sector en 400. La consejera precisĂł que a estas actividades se han incorporado en los Ăşltimos tres aĂąos 1.280 jĂłvenes, a los que habrĂ­a que sumar 2.346 en la industria alimentaria, 64 en cooperativas y 976 mĂĄs en microempresas, hasta un total de 4.594, el 919,9 por ciento del compromiso asumido.

Clemente informó también de que el plan de apoyo al sector remolachero tendrá un ajuste el año que viene, y se destinarán nueve millones, en vez de los diez previstos. No obstante, afirmó que “esa cantidad asegura el pago a los agricultores de los tres euros por tonelada” a los que se comprometieron con el debido cumplimiento.