Claves para ofrecer servicios delivery y take away de forma sostenible
Cyl dots mini

Claves para ofrecer servicios delivery y take away de forma sostenible

Delivery

La pandemia del coronavirus ha supuesto un duro golpe a las empresas, que durante meses han visto muy reducidas sus oportunidades de negocio.

Este ha sido el caso, por ejemplo, de los bares y restaurantes, que han sufrido como ningún otro negocio los confinamientos, toques de queda, cierres forzosos, restricciones de horario y cierres perimetrales. Ningún sector ha sufrido tanto como la hostelería las medidas de distanciamiento social impuestas por las autoridades para rebajar la incidencia de la epidemia. Diez de las 17 comunidades autónomas clausuraron bares y restaurantes en algún momento del último año, 400.000 personas perdieron su trabajo en la hostelería en 2020 y 290.000 trabajadores del sector seguían en ERTE en febrero, casi la mitad del total.

 

El impacto ha sido brutal, pero también hay muchos que han logrado capear el temporal dando un ejemplo de resiliencia. Entre ellos, muchos bares y restaurantes lo han hecho apostando por la adaptación: si los clientes no pueden acudir al local, será el local y sus servicios los que vayan a buscar al cliente. Ya antes de la pandemia el sector crecía al ritmo del 8% anual, según empresarios del sector. Pues bien, en doce meses, el servicio delivery y take away ha pasado de conveniente a convertirse en imprescindible para la supervivencia de bares y restaurantes.

 

Consejos para implantar el servicio a domicilio

 

En este cambio, es evidente que debe haber una adaptación. Si el local pierde peso relativo en la cifra de negocios, mientras lo gana el reparto a domicilio o la recogida en local, al empresario le conviene hacer una inversión para mejorar este servicio. ¿Qué puede hacer? Aquí vamos a ofrecer algunas sugerencias, con la advertencia de que, obviamente, es el hostelero el que sabe mejor que nadie quiénes son sus clientes y cómo puede satisfacerlos.

 

- Cuidar el detalle de sus envíos y en la espera de los clientes: de la misma forma que se mima la decoración y presentación de un local, el empresario que apueste por la entrega a domicilio tendrá éxito si cuida la presentación de sus platos allá donde los envíe. El buen packaging es clave para generar una buena imagen de marca. Evidentemente, hay unas necesidades funcionales, pues los envases deben ser desechables. Hay empresas especializadas que ayudan a dar esa presentación. Por ejemplo, Envases del Mediterráneo ofrece diferentes materiales, tamaños y diseños adaptados a todas las necesidades. Si optas por materiales sostenibles y reciclados, estarás reduciendo la huella de carbono de tu empresa, y además reforzarás una imagen de marca muy positiva entre tus clientes. Y una sugerencia: si apuestas por la recogida en el local, procura que la espera del cliente sea mínima y, en todo caso, agradable.

 

- Reforzar la plantilla de entrega a domicilio: muchos restaurantes creen que para entregar sus menús a domicilio basta con registrarse en las empresas más conocidas que se dedican a ello. Es una opción, pero disponer de un servicio propio facilita el control sobre todo el sistema y permite personalizar la oferta, distinguiéndote de la competencia. Supone una inversión, que además probablemente vaya aparejada de una mejora de los sistemas tecnológicos y una adaptación de los procesos. Pero es una opción que debe valorarse.

 

- Adaptar los procesos: si suben tus envíos a domicilio, no solo tendrás que reforzar la plantilla sino que es probable que debas cambiar algún proceso. No es lo mismo servir desde cocina al local, sino de cocina a envase, y de ahí a domicilio. Tendrás que hacer ajustes que garanticen lo que cualquier restaurante busca: que el cliente, ya esté en el local o en su casa, quede plenamente satisfecho con lo que le has servido.