Ciudadanos se pone al servicio de Mañueco y le permite aprobar sus presupuestos en minoría

Los cuatro concejales de Ciudadanos, en el pleno de este lunes. Foto: F. Oliva

El grupo municipal de Ciudadanos, con su abstención, ha permitido al PP aprobar los prespuestos del Ayuntamiento de Salamanca. El partido 'naranja' se pliega a pesar de que Fernández Mañueco ha incumplido varias de sus exigencias. Evita el tropiezo del PP pese a los votos en contra de PSOE y Ganemos.

El grupo municipal de Ciudadanos no ha dejado lugar a la duda y, casi de inmediato, ha despejado las escasas dudas que quedaban sobre su postura en torno a los presupuestos municipales del Ayuntamiento de Salamanca para 2016. Nada más empezar su intervención, su portavoz Alejandro González ha pedido al portavoz popular Fernando Rodríguez "que respire" y ha desvelado su postura, fundamental para aprobar los presupuestos. De hecho, C's se pone de nuevo al servicio del PP y le evita el tropiezo que hubiera dado con los presupuestos ya que PSOE y Ganemos han votado en contra.

 

Sin embargo, pocas esperanzas se albergaban para que C's fuera más crítico porque la formación ya ha pactado con el PP para aprobar los presupuestos de la Junta y ha hecho lo propio en otras capitales donde gobierna el PP, como Ávila. Y lo hace a pesar de que reconoce que no se cumplen algunas de las exigencias que estaban en el pacto programático con el que le entregaron la alcaldía a Fernández Mañueco el pasado junio. Lo que deja su propio pacto programático en 'papel mojado', un documento de supuestas exigencias que el PP no le incomoda en absoluto.

 

"En Ciudadanos somos responsables y no podemos permitir que Salamanca se quede sin presupuestos con las consecuencias que eso tendría", ha mantenido González, que se abstiene a pesar de que muchas propuestas fundamentales se quedan en el tintero, motivo por el que no votan a favor, pero tampoco en contra. De lo fundamental, que se había pedido unos presupuestos participativos que no han existido según González "por falta de voluntad", lo que no ha sido óbice para castigar con voto en contra; como tampoco el hecho de que la plantilla municipal, de Policía y Bomberos sigue sin ser la adecuado. Sí han valorado el proyecto de la estación de bus urbano o los planes para el carril bici, con lo que al PP 'le sale barata' la complicidad de Ciudadanos.

Noticias relacionadas