Ciudadanos se hace un lío con la comisión de investigación de la 'operación Lezo'

El portavoz de Ciudadanos, Alejandro G. Bueno (Foto: De la Peña)

El grupo municipal ha cambiado varias veces el contenido de su moción por errores en el planteamiento que le han granjeado falta de apoyos e incluso que se haya vuelto en su contra.

El grupo municipal Ciudadanos ha dado a conocer esta mañana una nueva versión de la moción con la que pretende poner en marcha una comisión de investigación sobre el 'caso guarderías', la implicación de Fernández Mañueco en la 'operación Lezo' tras salir su nombre en una conversación de Ignacio González, que asegura que el alcalde había prometido a una socia el contrato de las escuelas infantiles municipales. El objetivo era que el alcalde diera las explicaciones que negó en el pleno extraordinario, pero la evolución de esta moción 'naranja' no permite ser optimistas.

 

La 'última' versión que ha difundido C's no incluye algunos de los elementos originales. Desde que el portavoz del grupo, Alejandro González, anunciara que pedían esta comisión de investigación son muchos los puntos que han cambiado. Empezó proponiéndola para la Fundación de Saberes, la que tiene la competencia de las guarderías, para cambiar después y pedir que se hiciera en el seno del Ayuntamiento y, en última instancia, con el mismo método. También cambió el horizonte temporal: al principio propuso llevársela a septiembre, cuando el resto de grupos quería que fuera cuanto antes, incluso el PP, que habría amagado con una moción propia para celebrarla entre julio y agosto y cerrarla sin novedad. Ahora la idea sería hacerla en julio.

 

Tampoco está muy clara la eficacia de la comisión, no porque las sospechas no sean fundadas (se basan en una conversación grabada por la UCO) sino por el resultado que puede dar este mecanismo. La comisión especial de investigación tiene su funcionamiento muy acotado, y habría que decidir quién la preside y el calendario para obtener la documentación necesaria: si queda en manos del equipo de Gobierno no será lo mismo que si la preside un concejal de la oposición.

 

La redacción de la moción ha generado desconcierto entre propios y ajenos, ya que los grupos que podrían apoyarla no han entendido que se quiera hacer una moción fuera del Ayuntamiento o que se quiera mandar al mes de septiembre, cuando el tiempo haya diluido el escándalo. Eso ha enfriado el apoyo que pueda recibir, ya que la moción no ha sido bien pensada ni planificada y denota una precipitación e improvisación poco recomendables en cuestiones como una moción al pleno.

 

En su redacción, cambiante y confusa en los objetivos, parecen haber pesado opiniones como las de Luis Fuentes o Pablo Yáñez, portavoz regional y nuevo 'hombre fuerte' de Albert Rivera en Castilla y León, más pendientes de intereses electorales que de otra cosa.