'Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio' pide al Ayuntamiento eliminar el cableado en la ciudad histórica

La Asociación lamenta que el Consistorio no sea sensible a esta cuestión, desatienda las propuestas ciudadanas y condene a Salamanca a un grave retraso en esta materia.

La Asociación “Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio” ha solicitado que el Ayuntamiento de Salamanca emprenda cuantas iniciativas considere oportunas, a nivel local y nacional, con proyectos de eliminación o redacción de normativas tendentes a ello, a fin de liberar la ciudad histórica del cableado y otros elementos de las redes eléctrica y telefónica, ya desfasadas y que ni siquiera responden a las necesidades de los habitantes del siglo XXI, porque empañan la imagen de la ciudad, el paisaje urbano y la percepción de muchos monumentos, principalmente el caserío y otros elementos (escudos nobiliarios, etc.).


El Ayuntamiento de Salamanca no debe excusarse en legislaciones estatales, derechos de las compañías suministradoras, etc. si antes no promueve iniciativas legislativas, a las que podría sumar el apoyo de otras ciudades históricas, encaminadas a anteponer el patrimonio histórico-artístico sobre cualquier cable o elemento tecnológico. Son los Consistorios quienes deben coordinar sus actuaciones junto con las de las empresas suministradoras para realizar mejoras en las ocasiones que se van presentando (modernizaciones, nuevas canalizaciones, etc.).


No sólo eso, el Ayuntamiento de Salamanca tiene capacidad suficiente para realizar proyectos piloto, en los cuáles debe implicar a las compañías suministradoras, para acometer actuaciones con las que calles o manzanas, o conjuntos de ellas, se vean liberados de la presencia del cableado, como así se ha experimentado en otras ciudades históricas.


Por lo pronto, y en base a motivos de seguridad, el Ayuntamiento debe obligar a retirar aquellos cableados aéreos y otros que carezcan de uso en la actualidad. Si bien el cableado no es el único elemento que perturba la contemplación auténtica de la ciudad histórica: también deberían emprenderse actuaciones encaminadas a reducir el número de antenas de televisión estableciendo el uso conjunto de una única antena por manzana, ya que en ciertos lugares se forman verdaderos bosques de antenas.


 

Actuaciones de urbanización



"Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio" ha transmitido al Ayuntamiento de Salamanca, en varias ocasiones desde el año 2014, la necesidad de completar la peatonalización de una serie de calles, físicamente, eliminando las barreras arquitectónicas existentes y creando una plataforma única. Si bien las obras se han ejecutado, en algunas de las calles demandadas, éstas no han contemplado otra serie de actuaciones que bien podrían haberse realizado a la vez a fin de mejorar esas vías: supresión del cableado, habilitando canalizaciones subterráneas; supresión de los armarios de control de servicios, señales de circulación y almacenes de contenedores; urbanización diseñada para recoger las aguas pluviales en el centro de la vía (lejos de las fachadas); instalación de mobiliario (conjuntos de banco, árbol, farola y papelera) en aquellos tramos donde las calles sean más anchas a fin de humanizarlas y hacerlas más acogedoras para todos; e implementar medidas que impidan el aparcamiento de vehículos, hasta ahora dificultado por los bordillos.



Concienciación municipal



Por todo ello la Asociación lamenta profundamente que el Ayuntamiento de Salamanca ignore y desprecie cuantas aportaciones recibe desde la ciudadanía, sin explicación alguna, si es que cabe alguna explicación o excusa cuando se trata de propuestas netamente positivas. Por si fuera poco, el Ayuntamiento de Salamanca no parece que tenga entre sus propósitos futuros lograr una mejor planificación y coordinación de las obras que se acometen en las calles de la ciudad, más concretamente en las del conjunto histórico, como tampoco parecer que tenga intención alguna de emprender iniciativas que redunden en una mejora estética de las calles y monumentos, algo a lo se debería aspirar a fin de lograr una mayor autenticidad y, por tanto, satisfacer la experiencia de nuestros visitantes.