Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio denuncia el "estado estructural crítico" de la iglesia de San Martín

La Iglesia de San Martín (Salamanca) es un edificio declarado Bien de Interés Cultural el cual presenta graves deficiencias que amenazan su integridad.

La Asociación "Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio" se ha dirigido a la Consejería de Cultura para conocer la valoración que ésta hace de los resultados aportados por el sistema de monitorización de la Iglesia de San Martín a lo largo de estos 20 meses; a la Consejería de Fomento para conocer en qué consisten las actuaciones presupuestadas para los años 2015 y 2016 y los plazos de redacción, tramitación o adjudicación; y al Ayuntamiento de Salamanca para conocer qué gestiones ha realizado exigiendo a la Junta de Castilla y León el cumplimiento de sus presupuestos de inversión en los Bienes de Interés Cultural de Salamanca.



Estado estructural crítico


En dichas comunicaciones, además, "Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio" ha informado que el estado de la estructura de la Iglesia de San Martín es mucho más grave visto desde las viviendas colindantes que desde el interior del templo.


El muro correspondiente al tramo presbiterial de la capilla del Evangelio (ábside norte), entre el vano abierto en el ábside y el vano del primer tramo, presenta serias grietas: una enorme fisura recorre todo el muro, como una diagonal desde el ángulo superior derecho hasta el ángulo inferior izquierdo, y otra de menor tamaño que se dispone en el ángulo superior izquierdo.


Estos deterioros no vienen a ser más que el fiel reflejo de lo que sucede en el interior, puesto que es justo en este punto donde el desplome en el templo está más acentuado. Semejante situación ha generado importantes desplazamientos entre los sillares de varios centímetros que, en algunos casos, han sido rellenados con materiales efímeros y de escasa consistencia que agravan el delicado estado de la estructura. Estas hendiduras implican también las correspondientes filtraciones de aguas.



La ausencia de canalones y bajantes en el muro, junto con el agua que vierten los bajantes de las construcciones adosadas sobre el paramento de la iglesia, es otro de los problemas más relevantes y que han dejado su impronta en numerosos sillares en forma de eflorescencias. El zócalo y toda la parte inferior de la pared también ha sufrido estas carencias.


Asimismo, se observan aberturas irregulares producidas por la posible instalación de mechinales para una construcción adosada que actualmente no se conserva, junto con otras pérdidas materiales de diversa significación. Algunas de las construcciones adosadas reposan directamente sobre el muro o por medio de conectores irregulares, cuyo impacto real sobre la obra edilicia se desconoce.


Una intervención largamente demandada


La Iglesia de San Martín (Salamanca) es un edificio declarado Bien de Interés Cultural el cual presenta graves deficiencias que amenazan su integridad, tal y como conocen las Administraciones competentes a raíz del informe realizado por "Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio" en el año 2010, el cual motivó la redacción de un proyecto por parte de la Junta de Castilla y León y la inclusión de este bien en la Lista Roja del Patrimonio en Peligro que elabora la prestigiosa organización "Hispania Nostra".



A pesar de ello, de los presupuestos comprometidos para tan necesaria intervención, de los escritos dirigidos por esta Asociación y de cuantas gestiones hayan podido realizar representantes públicos y la propiedad de dicho edificio, éste sigue padeciendo problemas estructurales.


Pese a que la Iglesia de San Martín ha sido objeto de diversas actuaciones a lo largo de los últimos veinte años, todavía hoy: no se ha redactado un Plan Director que planifique todas las intervenciones necesarias a acometer sobre el edificio y su entorno, de manera global y profunda, para recuperar su imagen; no se ha definido el entorno de protección del Bien de Interés Cultural; y no se ha corregido el serio riesgo de desplome que presenta el edificio.