Ciudadanos por el Patrimonio confirma con la NU que el Reglamento de Uso y Utilización de la Plaza Mayor no protege al monumento

Jóvenes subidos a una de las farolas de la Plaza Mayor durante la Nochevieja Universitaria

La Asociación cuestiona al Ayuntamiento de Salamanca cual es su valoración sobre la 'Nochevieja Universitaria' y si ha iniciado ya los correspondientes procedimientos sancionadores ante los actos que contravienen un Reglamento que le sigue pareciendo pobre. 

La Asociación 'Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio' se ha dirigido al Ayuntamiento de Salamanca para interesarse por las autorizaciones con las que contó la celebración de la 'Nochevieja Universitaria' de acuerdo con la legislación vigente en materia de patrimonio cultural y con el Reglamento de Utilización y Uso de la Plaza Mayor de Salamanca.
 

Entre otras autorizaciones está la correspondiente a la colocación del escenario utilizado, con sus pancartas identificativas y una botella gigante hinchable que durante toda la jornada del 15 de diciembre sirvió para la promoción de una marca de refrescos, lo que a juicio de la Asociación es una interpretación excesivamente permisiva del artículo 8.2 del citado Reglamento Municipal el cual reduce la exhibición de "pancartas, estandartes y otros elementos relacionados con eventos y fiestas de interés municipal o supramunicipal, mientras duren los mismos".
 

Por último la Asociación también ha pedido conocer si el Ayuntamiento de Salamanca ha iniciado los correspondientes procedimientos sancionadores contra todas aquellas personas que arrojaron "basuras, residuos, desperdicios y escombros" por todo el espacio central de la Plaza Mayor aprovechando las discutibles autorizaciones que la actividad 'Nochevieja Universitaria' logró para su celebración.
 

REGLAMENTO DE USO Y UTILIZACIÓN
 

 

'Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio' alegó en el año 2015 en contra de la aprobación del Reglamento de Uso y Utilización de la Plaza Mayor al considerar que éste no aportaba nada al tratarse de una simple recopilación de normas cívicas ya recogidas en otras Ordenanzas Municipales de aplicación en todo el municipio, también porque consideraba que esas normas eran insuficientes para preservar la Plaza Mayor de actividades que perturbasen su contemplación y disfrute así como de la ausencia en el documento de normas relativas al mantenimiento, la degradación y la pérdida de valores e identidad.
 

En aquellas alegaciones también se cuestionaba la capacidad del Ayuntamiento de Salamanca para prevenir las infracciones y posteriormente sancionarlas. La Asociación entiende que con la 'Nochevieja Universitaria' no sólo se reconocen sus peores temores, también que el documento era una mera declaración de intenciones sin más necesidad para sus firmantes que acaparar la atención.