Ciudadanos obliga a retrasar los cambios en la normativa contra despedidas de soltero

Aseguran que es un "tema de derechos de los ciudadanos" y que hay que debatirlo con más tiempo.

Ciudadanos  ha obligado a retrasar la aprobación de los cambios en las ordenanzas municipales para multar los ruidos, disfraces o el hecho de ir desnudo por la calle al votar en contra de su inclusión en el debate. La formación política salmantina ha asegurado que éste es "un tema de derechos de los ciudadanos" que hay que debatir con tiempo y "no un 31 de julio".

 

De este modo, ha quedado en suspenso parte del paquete de medidas contra los desfases nocturnos. Se ha aprobado la parte que corresponde a las fiestas de contenido sexual, que se ha atajado a través de cambios en la ordenanza de establecimientos públicos, pero ha quedado para más adelante la parte de la ordenanza de convivencia ciudadana. Por tanto, de momento, no se endurece la normativa contra las despedidas de soltero, pero sí contra las fiestas de contenido sexual en los establecimientos salmantinos.

 

Esta decisión ha generado una importante polémica en el pleno. Lo previsto es que ambos dictámenes, vistos y aprobados por los grupos en las comisiones de esta semana, se hubieran aprobado, pero en el pleno se ha comprobado que había muchas dudas. Ganemos las ha explicado y ha pedido no legislar en caliente cuestiones opinables como si ir disfrazado de una u otra manera atenta contra la dignidad o molesta o si el uso de instrumentos podía ser multado.

 

Por su parte, la mayor sorpresa ha llegado en el caso de Ciudadanos, que ha pedido dejar sobre la mesa la parte que pretende sancionar por ir vestido inadecuadamente o desnudo, los disfraces que puedan atentar contra la dignidad o el uso de elementos ruidosos. Como ha expresado su portavoz, Alejandro González, la mala imagen que ha dado estas semanas la ciudad por las fiestas subidas de tono exige una actuación meditada y compleja, "y hacerlo un día 31 de julio cuando la mitad de la gente está fuera no parece lo mejor". El motivo es que el grupo municipal quiere someterlo a un amplio consenso y participación y que aporten no solo técnicos y grupos políticos. Y ha puesto el acento en evitar que estas nuevas ordenanzas "se puedan usar de forma vengativa". C's y el resto de la oposición quieren una actuación global, no quedarse solo en la parte sancionadora, sino incluir un plan completo de actuaciones.

 

Por su parte, el portavoz del equipo de Gobierno, Fernando Rodríguez, ha mostrado su sorpresa por el voto de C's porque el dictamen rechazado tuvo aportaciones de todos los grupos y salió de la comisión con el voto favorable de todos. Ha acusado a la oposición de "pedir que el Ayuntamiento se quede con los brazos cruzados ante estas situaciones" y de "no permitir sancionar conductas a todas luces incívicas". Finalmente, ha culpabilizado a la oposición de que no se pueda tener hasta final de año un instrumento normativo para frenar estas conductas "pero que cada palo aguante su vela".

Noticias relacionadas