Ciudadanos no se compromete a nada y marca más exigencias para apoyar los Presupuestos

El partido naranja en Salamanca exige a Fernández Mañueco el cumplimiento de todo el acuerdo programático, más medidas de transparencia y acción contra los problemas de aparcamiento. No hay acuerdo pero no parece imposible.

El equipo de gobierno del PP y el grupo municipal de Ciudadanos Salamanca han tenido este 24 de noviembre su primer contacto en la negociación de presupuestos, al menos el primero en el que Mañueco ha decidido desvelar algunas de las partidas reales del presupuesto de 2016.

 

El PP ha tenido esta deferencia con el grupo naranja al contrario que con el resto de la oposición a los que no ha citado todavía, y que de momento se han tenido que conformar con una única cifra: los 142 millones del presupuesto total.

 

La reunión ha sido solo una primera toma de contacto y lejos de significar un acuerdo ha servido para que Ciudadanos plantee algunas exigencias que no estaban en su pacto programático y también para que el partido naranja le haya recordado a Mañueco que aún no cumple algunos de los mínimos en materia de transparencia que le marcaron como imprescindible cuando en junio le entregaron la alcaldía.

 

Con todo, y a la espera de próximas reuniones, no parece difícil un acuerdo. El motivo es que Ciudadanos ha puesto sobre la mesa algunas de las materias que han centrado su acción en la oposición y que no debería presentar una dificultad para el PP.

 

El punto de partida es el acuerdo programático firmado en su día y del que se cumplen muchos de los puntos. Eso sí, Ciudadanos ha puesto el acento en los que no cumple todavía, caso de la publicación de agendas o de la búsqueda de más oportunidades para los jóvenes.

 

Lo que también le va a pedir es más esfuerzo en materia de aparcamientos. De hecho, ha comprobado que ésta no es solo una de las mayores preocupaciones de los salmantinos sino también una de las quejas más amargas y quiere que el Ayuntamiento haga más para que aparcar no sea siempre un quebradero de cabeza.

 

Entre las ideas puestas sobre la mesa, una aplicación que informe de los sitios disponibles en zona azul y que evitar así dar vueltas y vueltas. Es algo que ya funciona en otras ciudades.

 

Ciudadanos no está dispuesto a significarse en una posición ni a favor, ni en contra al menos no si Mañueco insiste en usarlos como arma electoral arrojadiza y tampoco sin poder hacer antes un análisis pormenorizado. Por ello, se han emplazado a próximas reuniones y a la respuesta que le dé el PP a sus peticiones.