Ciudadanos le hace la cobertura a Mañueco y le ahorra más críticas por la plaza de Los Bandos

Alejandro González, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Salamanca.

El portavoz de C's asume a petición propia la presidencia de la comisión con la que se acordará el proyecto para la plaza de Los Bandos y le ahorra al alcalde tener que pilotar el cambio de su propio proyecto, presentado hace semanas sin consenso alguno.

El grupo municipal Ciudadanos va a asumir una de sus primeras tareas 'de Gobierno' en la que dirigirá el cambio en la reforma de la plaza de Los Bandos, un proyecto que ha suscitado todo tipo de críticas. La idea de cambiar por completo la céntrica plaza partió de manera unilateral del alcalde, pero Fernández Mañueco se va a evitar la tarea de cambiar su propia propuesta, algo que tiene que agradecer a Ciudadanos que asume a partir de ahora esa responsabilidad. Así se planteó el polémico proyecto.

 

Así lo ha dado a conocer esta mañana el portavoz de C's, Alejandro González, que ha explicado que él mismo pidió al alcalde presidir la comisión que se ocupará de este espinoso asunto, y que ha desvelado que Fernández Mañueco le ha concedido este deseo. Ninguna de las dos cuestiones, ni la petición ni la concesión, ha sido consultada con ninguno de los otros grupos municipales: PP y C's han actuado de manera unilateral y unívoca.

 

El portavoz de C's ha mostrado su satisfacción por haber conseguido esta presidencia de comisión porque "si el equipo de Gobierno no ha sido capaz de encontrar un proyecto de consenso, que nos deje intentarlo". En realidad, el equipo de Gobierno no pretendió nunca consensuar la actuación en la plaza de Los Bandos: la presentó sin contar con nadie y dándola por hecha. Las críticas no tardaron en llegar porque el aspecto que se pretende dar a la plaza no concuerda con su entorno ni respeta sus características históricas, pero Fernández Mañueco descartó tener que consultar a nadie, ni siquiera al ICOMOS ni a Unesco.

 

Sin embargo, y tras un aluvión de opiniones en contra, se vio obligado a recular y anunciar la creación de una comisión para hacer lo que no había hecho: consensuar el proyecto. Y ahora, gracias al ofrecimiento de Ciudadanos, logra quedar al margen de las críticas sobre el proceso o el resultado final, que será responsabilidad de la comisión que ha pedido presidir Ciudadanos.