Ciudadanos lamenta la actitud "déspota" del equipo de Gobierno y reclama consenso para los presupuestos

Fernández Mañueco y González Bueno durante la firma

El grupo municipal anuncia una ronda de contactos y vincula su voto favorable a que se incluyan "de forma nítida" algunas de sus propuestas. Parte del 'no', como hizo para la investidura y han hecho en otros municipios, pero se abre a aprobarlos.

El grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Salamanca ha anunciado que mirará "con lupa" los próximos presupuestos municipales de los que dice "que de momento son los presupuestos del señor Mañueco, no unos presupuesto nacidos del dialogo y la participación como necesitan los salmantinos". C's anuncia una ronda de encuentros, en la línea de lo planteado por Fernández Mañueco, para que "los presupuestos sean lo más participativos posibles".

 

Ciudadanos condiciona su voto a los prespuestos a que aparezcan "de forma nítida" todas las reivindicaciones que presentarán. Parten del 'no', como hicieron en la negociación para la investidura, e irán viendo lo si lo que se propone es aceptable. "Vamos a ser implacables con este asunto, ya que es de vital importancia para el devenir del Ayuntamiento. Además queremos recalcar la importancia que daremos a las políticas sociales, atención a los más necesitados, políticas de empleo, y todas aquellas partidas presupuestarias que han sido “olvidadas” en los últimos años, entre ellas la inversión en barrios", ha dicho.

 

Ciudadanos ha asegurado no estar conforme "con la actitud déspota que está mostrando el equipo de Gobierno a la hora de tratar a la oposición", aludiendo a las declaraciones de Fernández Mañueco en los últimos días, cuando ha acusado a los tres grupos de la oposición de formar un tripartito y tomar decisiones que perjudican a la ciudadanía. "Creemos que el Partido Popular no ha comprendido aún que su situación ha cambiado,  porque en determinadas cuestiones sigue queriendo aplicar el rodillo como ha hecho en la última legislatura con mayoría absoluta, y se enfadan cuando una oposición sensata y sin deudas le frena los pies. Esto se ha terminado y es hora de sentarse a hablar y llegar a consenso en todo lo que afecta a la ciudad de Salamanca y a los salmantinos", aseguran en una nota.