Ciudadanos, implacable con sus militantes más 'respondones'

Albert Rivera

Ciudadanos estima una mínima parte de los recursos de militantes por expedientes disciplinarios desde 2012. La mayoría de los recursos se presentó el año pasado, con un total de 48: fue el año con más críticas internas. Hubo otras 30 denuncias presentadas por afiliados.

La Comisión de Garantías de Ciudadanos ha rechazado el 91,8 por ciento de los recursos planteados desde 2012 por afiliados afectados por expedientes disciplinarios, y sólo se atendieron 5 de los 61 presentados, según consta en el informe de actividad de este órgano, que se presentará en la Asamblea General del partido naranja. Este documento, al que ha tenido acceso Europa Press, detalla la actividad de la Comisión de Garantías desde su constitución en el anterior congreso del partido, en octubre de 2011, hasta la celebración de la IV Asamblea General el próximo fin de semana.

 

Según los Estatutos de Ciudadanos, la Ejecutiva del partido es el órgano competente para incoar y tramitar los expedientes disciplinarios y para imponer las sanciones que correspondan. En caso de que los expedientes afecten a miembros de la Ejecutiva o del Consejo General, el órgano encargado de esa función es la Comisión de Garantías. En cuanto a los recursos que se interpongan contra los acuerdos sancionadores, la normativa de Ciudadanos estipula que deben ser resueltos por la Comisión de Garantías o por el Consejo General.

 

 

TODOS LOS ACEPTADOS, EL ÚLTIMO AÑO

 

Los datos muestran que en 2016 los afiliados plantearon 48 recursos contra resoluciones de expedientes disciplinarios emitidas por el Comité Ejecutivo de Cs. De esos recursos, 43 (el 90%) fueron desestimados por la Comisión de Garantías, y solo cinco fueron estimados.

 

El año 2016 fue, con diferencia, el ejercicio en que se registraron más recursos contra las decisiones de la Ejecutiva, ya que en 2015 se presentaron solo once; en 2014 y 2013, un recurso cada año, y en 2012 ninguno; una situación que en parte puede deberse al crecimiento de la afiliación. Además, los trece recursos planteados por militantes entre 2012 y 2015 fueron desestimados.

 

En cuanto a los expedientes abiertos por la Comisión de Garantías a raíz de denuncias presentadas por afiliados, el informe indica que en 2016 se iniciaron 30; en 2015, uno; en 2014, 18; en 2013, tres; y en 2012, dos.

 

 

EXPEDIENTES ABIERTOS POR DENUNCIAS DE AFILIADOS

 

El año pasado se desestimaron la mitad de los expedientes (15), otros cuatro fueron archivados y otros tres suspendidos, mientras que cuatro fueron estimados y otros cuatro estaban en trámite. Entre 2012 y 2015 solo se estimaron cuatro expedientes de un total de 24, y el resto fueron desestimados o archivados. El informe de la Comisión de Garantías también ofrece datos de 2017 y dice que hasta el 19 de enero había un recurso y cuatro expedientes en trámite.

 

Por otro lado, el encargado de exponer el informe de la Comisión de Garantías el próximo fin de semana defenderá que la situación jurídica de este órgano se ha mantenido en todo momento "dentro de lo prevenido en las normas estatutarias".

 

 

CUMPLIMIENTO DE LAS NORMAS ESTATUTARIAS

 

De esta manera responde al grupo de afiliados críticos denominado TranC'sparencia, que el pasado julio denunció que la composición y funcionamiento de la Comisión de Garantías representaba "una violación grave del ideario y los Estatutos de Cs". El documento detalla que actualmente la Comisión de Garantías está formada por siete miembros --un presidente, una secretaria y cinco vocales-- y especifica quiénes son. Aunque los Estatutos establecen que debe estar compuesta por nueve miembros, dos de ellos dejaron el partido en 2013 y 2015 y, por tanto, abandonaron también ese órgano.

 

Esas dos vacantes no han sido cubiertas, pero la Comisión de Garantías recuerda que al ser menos de tres, no era obligatorio. En cuanto a la adopción de acuerdos, indica que la mayoría absoluta requerida se alcanza con el apoyo de cinco de los siete miembros.

 

Por último, la Comisión de Garantías explica la situación de su presidente, Jesús Galiano, que fue diputado en el Parlamento de Cataluña desde septiembre de 2015 hasta marzo de 2016, cuando renunció a su escaño, y asegura que "en ningún momento se ha compatibilizado irregularmente los cargos de diputado y miembro de la Comisión de Garantías".