Ciudadanos fija Salamanca con uno de sus objetivos para mantener 'feudos' en las elecciones municipales
Cyl dots mini

Ciudadanos fija Salamanca con uno de sus objetivos para mantener 'feudos' en las elecciones municipales

Ana Suárez, concejala de Cs y teniente de alcalde de Salamanca. Foto: A. Santana

El partido se marca mantener representación en ayuntamientos donde ha superado el 10% del apoyo y defenderá la presencia el consistorio salmantino lograda hace dos legislaturas.

Lo anunciaba hace unos días la coordinadora regional de Cs en Castilla y León y el plan está ya en marcha. El objetivo, frenar el hundimiento del partido para conservar la representación en aquellos feudos donde ha conseguido hacerse un hueco, una meta común para la que representantes electos y cargos orgánicos se van a conjurar. Uno de esos territorios conquistados que se va a defender es el Ayuntamiento de Salamanca, donde Cs se instaló hace casi 7 años y en el que ha sido, primero, apoyo externo de un gobierno y, después, miembro de pleno derecho, la situación que tiene ahora mismo y aspirar a conservar.

 

El objetivo está claro, pero no va a ser tarea fácil. En las últimas elecciones autonómicas la candidatura de Cs logró un 5% de los votos en el municipio de Salamanca, 3.804 en total. Con una sencilla proyección se comprueba que un resultado así en las próximas autonómicas supone la práctica desaparición del pleno municipal o una representación mínima, lejos de los cuatro concejales con los que empezaron la actual legislatura.

 

Sin embargo, en el equipo municipal creen que ese ha podido ser el suelo electoral de la formación y que hay factores que juegan a su favor para mantener lo conseguido en el pasado. En primer lugar, creen que en las municipales importarán mucho los candidatos y que Vox carece, por ahora, de nombres con 'tirón' a falta de poco más de un año para las elecciones. Estiman que la labor realizada como parte del equipo de Gobierno municipal les da la ventaja de una mayor proyección y que van a saber capitalizar la gestión realizada, diferenciándose del PP en algún momento. Pero la deriva electoral del partido no se lo va a poner fácil.

 

En las últimas municipales, en mayo de 2019, la candidatura de Cs a la alcaldía de Salamanca, encabezada por Ana Suárez, logró 11.398 votos y un 15% de los sufragios lo que le dio cuatro concejales, repitiendo el resultado de cuatro años antes, mejorando cerca de 2 puntos su porcentaje de votos. Y lo refrendó con sus 13 procuradores autonómicos. Tanto en el ayuntamiento como en Castilla y León acabó gobernando con el PP.

 

No obstante, entonces ya notó el impacto de lo que iba a ser la repetición electoral de las generales. Aquel año Cs logró más de 18.000 votos en la capital, el 20%, en las votaciones de abril y, tras tener que volver a las urnas a finales de año, ya después de las municipales, se quedó en 7.500 y por debajo del 10%. Fue el comienzo del declive electoral de la formación que ahora se confía en frenar y que tendrá en las próximas municipales su principal trinchera.