Ciudadanos excluye al PSOE de las negociaciones por el Ayuntamiento de Salamanca y prepara un Gobierno con el PP

Ana Suárez (Ciudadanos) y Carlos García Carbayo (PP).

Cs inicia negociaciones en las que, por ahora, solo hablará con el PP. Pedirá medidas de su programa, como la rebaja del IBI. También se pedirá regeneración. Lo siguiente, el diseño de concejalías y gobierno.

Ciudadanos ha decidido iniciar, al fin, su ronda de contactos para formar gobierno en el Ayuntamiento de Salamanca, y lo hará cumpliendo con las pautas marcadas por la ejecutiva nacional de Rivera. Así, el grupo municipal 'naranja' se reúne este martes con sus homólogos del PP para negociar la composición del futuro gobierno municipal, del que ya se manejan bocetos del reparto de concejalías y puestos, y ha excluído explícitamente al PSOE de cualquier contacto que no se producirá salvo que las cosas se tuerzan con el PP.

 

Esta es una cuestión espinosa para el grupo municipal, que considera más adecuado dar al menos audiencia al otro grupo municipal relevante, el socialista, que ha logrado diez concejales y 25.000 votos. Sin embargo, Ana Suárez ya ha comunicado a José Luis Mateos que queda exluído de las negociaciones cumpliendo con las pautas marcadas por la ejecutiva nacional de Ciudadanos.

 

 

Requisitos y exigencias

 

La reunión se ha anunciado a pocos días vista de la fecha límite para la formación de los ayuntamientos, ya que la constitución de las nuevas corporaciones municipales se celebra este sábado, día 15 de junio. En Salamanca este miércoles es festivo, así que hay que buscar un acuerdo contrarreloj. El retraso se debe a la marcha de las negociaciones regionales, que han abierto el camino para los pactos locales; el pacto regional tiene influencia en lo local y, de hecho, se ha hablado de cuestiones que afectan a los gobiernos municipales.

 

En cuanto a la negociación en sí, el procedimiento va a ser parecido al ya conocido para Castilla y León. Cs presentará un decálogo de mínimos con medidas de regeneración, familias, empleo... que el PP debe aceptar, y aceptará sin ningún problema. Entre las bases del acuerdo, acabar con las desigualdades entre barrios.

 

A partir de ahí, se cumplen los mínimos para negociar. En el paquete van las medidas de limitación de mandatos, en consonancia con lo que se ha negociado para la Junta, pero todavía no se sabe exactamente cómo se va a llevar a efecto. En el caso de Salamanca, el candidato del PP a la alcaldía, Carlos García Carbayo, se estrena como número '1'. Otra cosa sería si se bajara el listón a los mandatos de concejales.

 

En condiciones normales, Cs y PP se van a poner de acuerdo en las bases, y a partir de ahí negociarán programa y medidas concretas. Entre ellas, las anunciadas por Ciuidadanos en campaña: exenciones por una hostelería mejor, policía ambiental, rebajar el IBI, el desarrollo del Puerto Seco, la búsqueda de empresas para la ciudad... 

 

Y también se va a hablar pronto del diseño del equipo de Gobierno, en el que los concejales 'naranjas' van a entrar. Los cuatro ediles tendrán delegaciones al mismo nivel que los del PP, Cs se reservará uno o dos puestos de teniente de alcalde. En cuanto a las concejalías, Cs quiere tener 'mano' en las que afectan a desarrollo económico, empleo y proyectos de ciudad.