Ciudadanos da un paso más en su entreguismo y le facilita a Mañueco un plácido final de legislatura

Imágenes de los acuerdos entre PP y C's por las ordenanzas fiscales para 2016, 2017 y 2018.

El partido naranja firma por tercera vez el acuerdo de las ordenanzas fiscales sin atisbo de exigencia a Fernández Mañueco: pidieron bajar el IBI para 2018 y se conforman con retrasarlo un año. Y ya han cerrado su apoyo a los dos últimos presupuestos antes de la campaña autonómica.

Mañueco se ha asegurado un final tranquilo de su legislatura como trampolín a la campaña de las autonómicas. Y le tiene que dar las gracias al grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Salamanca, que ha dado un nuevo paso en su apoyo al alcalde en minoría. Poco queda de lo que pareció un respaldo con exigencias o una oposición constructiva, porque C's ha pasado de permitir la investidura del actual alcalde sólo con la abstención a un apoyor casi constante y muy cómodo para Fernández Mañueco.

 

Se ha escenificado con la habitual foto del acuerdo por las ordenanzas fiscales, el documento que marca los impuestos que van a pagar los salmantinos. Es el tercer año que se firma y el panorama ha cambiado radicalmente: parece que PP y C's están cada vez más cerca en el Ayuntamiento. El primer año hubo 'enfado' porque estaba previsto que, tras intervenir Mañueco, tomara la palabra el portavoz de C's. No ocurrió así y, enojado, González se tomó cumplida venganza y en una comparecencia posterior echó sapos y culebras de los impuestos del PP... tras apoyarlos.

 

Ya el año pasado hubo coordinación y el alcalde y el portavoz convocaron con media hora de diferencia para tener cada cual su papel. En un año pasaron del enfado al apretón de manos sonriente. Y todo de espaldas a los otros dos grupos de la corporación, a los que no dieron ninguna información de las negociaciones por los impuestos. Eso se notó semanas después cuando C's decidió apoyar los presupuestos no con su abstención, sino con un voto a favor.

 

Y este año se ha dado un paso más, que en realidad son dos. Tras pasarse todo el verano insistiendo en que el Ayuntamiento tenía que bajar el IBI en 2018 y que eso era una 'línea roja', Ciudadanos ha firmado las ordenanzas fiscales con el PP para que el impuesto de bienes inmuebles baje... en 2019, un año más tarde de lo que habían pedido. Ahora sólo falta esperar al pleno correspondiente para certificar el apoyo explícito, que se puede extender al proyecto de presupuestos.

 

Lo más chocante es que Mañueco ha conseguido en la misma tacada un acuerdo todavía más amplio. C's se ha prestado a negociar para sacar adelante los Presupuestos Municipales de 2018, pero también los de 2019, eliminando cualquier incertidumbre para el presidente del PP regional y candidato popular a la presidencia de la Junta. Así que Ciudadanos le está facilitando la vida a un rival político de los Fuentes, Castaño, Yáñez y compañía en las próximas elecciones. Algo que no extraña ya demasiado tras permitir que se colara en la foto de los presupuestos que también se hace Fuentes con Herrera cada año.

Noticias relacionadas